Romero Alaníz zafó de la indagatoria al asumir anticipadamente

Héctor Adolfo Romero Alaniz es quien debía suplir al electo senador por Ayacucho, fulano de tal, quien primero renunció a su banca a partir del 7 de diciembre, pero luego adelantó su renuncia y el llamado a indagatoria que existiría para el ex intendente de San Francisco, quedó trunco, ya que -como sucedió con Edgard Ciccone- quedaría amparado en la impunidad que le otorgan sus fueros.

En la capital puntana, en el juzgado Nº 1, existe una causa por presunta malversación de fondos cuando era intendente de San Francisco. El actual jefe comunal, Raúl Vega, presentó una impugnación al diputado electo, pero ayer la comisión que evaluó los títulos de Romero Alaniz, con distintos argumentos, permitió de manera unánime que asumiera como diputado.

La oposición quedó entrampada en una difícil situación, ya que si no aprobaba la asunción de Romero Alaniz, daba pie para que se revisaran los títulos de los cuatro diputados que ganaron en Dupuy y Belgrano. Eduardo "Lalo" Estrada Dubor fue quien buscó el justificativo para votar como lo hizo y en pocas palabras, señaló que entre los causales que prevé la Constitución no está el ser llamado a indagatoria, sino que los que están impedidos son los procesados por delitos dolosos. La indagatoria es el paso previo al procesamiento.

Finalmente los siete diputados de la Comisión de Poderes volvieorn al recinto con las buenas nuevas para el hombre de Ayacucho, que por ahora no tendrá que verla cara a cara a la jueza Mirtha Esley.

Aunque con otros argumentos, el oficialismo, a traves de Marcelo Amitrano, también le dio su aprobación al ex ministro de Transporte de Alberto Rodríguez Saá.

Ayer hubo un impasse entre los cruces que se venían dando entre los ultra oficialistas y los disidentes del PJ. No se insistió con el tema de no aprobar el ingreso de los diputados de Dupuy y Belgrano que fueron en la boleta del Acuerdo Cívico y Social.

Existía un fuerte rumor ayer en la Cámara de que a partir del próximo período, el radicalismo haría "rancho aparte", dejando el Frente Juntos por San Luis y sus representantes no participarían de la pelea por la presidencia, dejando sin esos votos a Claudio Peralta (Bloque Federal), que quedaría en desventaja ante Claudio Poggi (PJ-PUL) y finalmente, el ultra oficialismo obtendría el control que buscaba.

Comentá la nota