Romero aclaró que "no existió un hecho escandaloso" en la Expeoventos

Fernando Romero, uno de los representantes del Boureau de Madryn contó su versión de los hechos ocurridos en el marco del evento turístico en el que otras fuentes habían señalado el entredicho que protagonizaran representantes de la ciudad, en carácter de aclaratoria.
"Lo único que le habíamos pedido a Gabriel Percaz era llamar al Improtur, nada más que hiciera una gestión telefónica para conseguir gratis un espacio en la feria y no quiso, y después nos salen con esto. Nos dieron 100 folletos que nos duraron dos horas del congreso, lamentable, que se creen que son los dueños de la verdad, nos lesionan constantemente"

Sobre como empieza el aparente malentendido, Romero relata: "Cuando nosotros le contamos a Arzani que estábamos conformando el Boureau, el nos cuenta y se entusiasma, ya que había sido presidente del Bureau en Comodoro y nos dice que no nos hagamos problema, ya que gestionaría para integrarnos al stand con Comodoro, ya que era gratuito porque se lo daba el Improtur. Después nos volteron la idea, entonces dijimos listo a otra cosa. En el interín, nos avisaron desde la ciudad de Rosario, que tenia acordado la ciudad de Corrientes un Bureau y, que no lo utilizaría. Entonces le pedimos a Percaz que hable con el Improtur y que nos asignen ese espacio que era gratuito, pero no quiso hablar. No nos dan ningún tipo de apoyo y sólo nos dan dos posters, entonces hicimos los nuestros y, llevamos un plasma, con propaganda institucional de Madryn, con lo referente al Bureau en el sentido de que contamos con tantos salones, y como son las comunicaciones, los aeropuertos, etc".

Puntualmente sobre la situación de Expoeventos, Romero aclaró: "Todo empezó cuando en el primer día estábamos en lo mejor y viene Alicia Sacks con Adrián Gelves, porque estaban paseando, ya que ellos estaban haciendo una capacitación allí en Buenos Aires. Todo bien, charlamos y no paso nada. Al otro día, nos trajeron mas folletería de la que les había sobrado, ya que nosotros le decíamos que no nos alcazaba para nada. Al segundo día del Congreso, vino Liliana, mi hermana, y no le gusto nada (…) que estuviéramos ahí como Puerto Madryn, y nos empezó a recriminar del porque no le habíamos dado intervención al Ente Mixto. Le dijimos que era un Bureau privado pero que si se querían asociarse no había ningún problema, pero que esto era algo que habíamos bancado nosotros para lo que pusimos $ 15.000 y ahí nos agrandamos un poquito", explicando que eso fue todo y que no existieron tales amenazas, ni mucho menos.

Comentá la nota