Romera pasó otra vez por Tribunales

El intendente de El Bolsón, Oscar Romera, volvió esta mañana a Tribunales para prestar declaración en dos causas que se investiga por un supuesto aumento de sueldo de manera irregular y por avalar una toma de tierras. Se suman a otras cuatro causas más que tiene en la Justicia y asegura que detrás hay "intención política".

"Tengo sólo seis causas pero son todas por pavadas" dijo Romera al ser interceptado por la prensa en el edificio del Poder Judicial en Bariloche.

Además de las dos causas que instruye el juez Gaimaro Pozzi por las cuáles acudió hoy a la Justicia, el intendente de El Bolsón suma un procesamiento que fue apelado por instigación a la violencia en los episodios de la Plaza Pagano, además de otro procesamiento por la venta ilegal de un lote que pertenecía al IPPV y otras causas en curso por abuso de sus funciones y problemáticas vinculadas a la tierra.

El intendente acompañado por su abogado defensor, Miguel Wisky, consideró que "siempre hay intención política" detrás de las denuncias penales que se le imputan, principalmente por varias causas que se llevan adelante por venta de lotes o avalar tomas de tierras.

Esta mañana declaró ante el juez Miguel Gaimaro Pozzi en dos causas iniciadas tiempo atrás, una de ellas por un aumento del sueldo aplicado el año pasado que denunciaron los propios concejales como una medida ilegal, aunque luego –según dijo el intendente- por ordenanza ratificaron ese aumento y se otorgaron una dieta salarial similar.

Otra de las causas por las cuales compareció hoy ante la Justicia, se trata de una investigación por "avalar una toma de tierras".

"Lo que es legal a veces no es justo", justificó Romera y agregó que "hay gente que no entra en ningún plan de vivienda por su condición de pobre y tenemos la obligación de darle solución".

Bajo este argumento el jefe comunal justificó haber avalado la toma de unas tierras que eran propiedad de una familia de Bariloche y antes habían pertenecido al Estado nacional.

Romera explicó que esta familia que adquirió esos lotes "lo hizo de buena fe" pero no contaban con papeles porque eran fiscales y alguien se la vendió sin ser propietario y dijo que quiso negociar ofreciendo una hectárea en Villa Turismo y 100.000 pesos a cambio de que los ocupantes se queden con esas tierras y regularicen la situación, pero no llegó a un acuerdo y el propietario acudió a la Justicia.

El intendente dijo que el principal tema a abordar es preguntarse por qué la gente toma tierras y se respondió: "Lo hacen porque los políticos no le damos respuesta y se cansan de pasear por los pasillos del Concejo, del Ejecutivo y no le damos respuesta y ellos andan por un pueblo que ven tierras por todos lados y ellos no tienen para darle a sus hijos".

Apuntó además que "el problema no es de ellos, es nuestro, de los políticos que tenemos que procurar las formas de que la gente tenga la posibilidad de acceder un pedazo de tierra para su casa que es un derecho q marca la Constitución".

Comentá la nota