Romántico y enamorado

Así está Boca, el único líder del torneo. Venció a Racing con un Riquelme brillante y un arbitraje polémico. Tigre lo persigue de cerca tras derrotar a River. Lanús también acecha y al clásico de Boedo lo tapó el agua. Quedan dos jornadas donde puede pasar de todo.
Boca mantuvo el paso ganador, en la Bombonera, y también la punta del Apertura. Venció a Racing en un clásico caliente por 2-1 con dos goles de Juan Román Riquelme. Ahora el equipo de Carlos Ischia tiene 35 puntos y manda en las posiciones cuando quedan dos fechas para el cierre. Pero en un campeonato que hasta aquí fue tan cambiante, queda la sensación de que cualquiera de los de arriba todavía puede quedarse con el título.

Es que Tigre lo persigue a tan solo dos puntos y mantiene su buen rendimiento. Derrotó a River (sigue último) en Victoria por 3-1 y se permite soñar. A un lado quedaron las sospechas de que los jugadores millonarios iban a ir para atrás. River fue al frente con todas sus fuerzas, el problema es que son escasas.

El silencioso Lanús también está a tiro. Se puso a cuatro puntos con la victoria por 2-1 sobre Arsenal. Le costó más de la cuenta al equipo de Luis Zubeldía, arrancó abajo en su cancha, pero lo pudo dar vuelta a través de un Sebastián Blanco desequilibrante.

Por último, el clásico de Boedo quedó suspendido a los 16 minutos del primer tiempo por la lluvia torrencial que cayó sobre la Bombonera, el sábado. Saúl Laverni decidió no seguir jugando, con razón. Sin embargo en ese poquito tiempo que se jugó pasó de todo: gol de Paolo Goltz para poner en ventaja al Globo y expulsión de Pastore para dejarlo con diez. Completan mañana.

Además... Independiente volvió a perder, esta vez como local por 1-0 ante Banfield. Gimnasia, en el Bosque, obtuvo un triunfo importantísimo 1-0 a Colón con gol del joven Denis Stracqualursi. En un duelo clave por la permanencia, Gimnasia de Jujuy puso en zona de descenso directo a San Martín (T): 1-0, con gol de Loeschbor. Argentinos y Central, sin goles en La Paternal, y Newell's se lo ganó de rebote a Vélez en Rosario. También 1-0 con un tanto de Insaurralde. Godoy Cruz-Estudiantes, quedó postergado para el 10 de diciembre.

Lo que les queda a los cuatro de arriba

Boca, 35 puntos

Gimnasia LP (V)

Colón (L)

Tigre, 33 puntos

Central (V)

Banfield (L)

Lanús, 31 puntos

Vélez (V)

San Martín (L)

San Lorenzo, 30 puntos

Debe completar con Huracán (V)

Independiente (L)

Argentinos (V)

La figura: Juan Román Riquelme. Metió los dos goles de Boca en un clásico con mucha pimienta. No se achicó en el penal a pesar de que venía de fallar uno en Tucumán y que Pablo Migliore, ex compañero, intentó ponerlo nervioso. En el segundo tiempo, destrabó el partido con una volea bárbara y le fue a gritar el tanto a un platéista que lo había insultado. Ordena, juega, habla, hace goles y mantiene a Boca en la punta.

El golazo: El segundo de Lanús. Gran jugada personal de Sebastián Blanco, pared con Sand y definición ante Campestrini. Un gran gol de un gran jugador que le valió la victoria a Lanús ante Arsenal.

El arquero: Daniel Islas. Tapó varias pelotas clave para mantener lejos en el marcador a River. De arranque no pudo con un tiro libre espectacular de Salcedo, pero sobre el final tuvo una doble atajada espectacular a Falcao, después Bardaro cerró el 3-1.

El error: El primer gol de Lanús. Centro de Diego Lagos desde la derecha. Campestrini sale a cortar, pero lo anticipan en el primer palo. ¿Quién fue? Javier Gandolfi, uno de sus defensores. Gol en contra de Arsenal.

Lo mejor: El acierto de Diego Cagna. Dejó en el banco a Leandro Lazzaro y se la jugó por Carlos Luna. El Chino estuvo imparable y marcó los dos primeros goles de Tigre en Victoria, los que dieron vuelta el resultado ante River.

Lo peor: Horrible 0-0 en La Paternal entre Argentinos y Rosario Central. Se despertaron al final y encima fallaron en la definición. Dolor de ojos.

La polémica: Todas en Boca-Racing. Pablo Lunati fue muy cuestionado en el clásico. Cobró un penal de Migliore a Figueroa que no existió. Le reclamaron, en el complemento, un penal a Maxi Moralez y otro a Lugüercio. Dejaron dudas, pero si se los compara con el que sí cobró... Además, debió amonestar a Battaglia que pegó dos patadones. Pero el cinco se fue limpito y sigue acumulando cuatro amarillas.

Lo curioso: Denis Stracqualursi. El joven delantero por el que apostó Leonardo Madelón le dio la victoria a Gimnasia en el Bosque sobre Colón. Es santafesino, fanático del Sabalero y tiene tatuado el escudo en su gemelo derecho. Pero de cabeza estampó el 1-0 final. Un pibe que la peleó de abajo y hoy disfruta en Primera. ¿Nace un goleador?

La frase: "A Ramón Díaz sólo le interesa el dinero. Más que su amor por River", eso dijo Héctor Cavallero, dirigente de peso del Millonario. Parece que el Pelado otra vez lo va a dejar pagando a José María Aguilar.

Comentá la nota