Romanín considera a la desocupación y al problema habitacional un conflicto latente

Habló en Puerto Santa Cruz e hizo hincapié en la necesidad de que las autoridades marquen una política de Estado en materias sensibles como la desocupación, la vivienda, la asistencia en materia de salud y la educación. Cree que el año que viene será un año difícil porque se puede profundizar la crisis.
Durante el festejo de los 130 años que cumplió Puerto Santa Cruz, estuvo allí para dar una misa y conectarse con el pueblo, el Obispo de Río Gallegos Juan Carlos Romanín. Como es su costumbre el prelado no le escapó a ninguna opinión sobre la realidad provincial o nacional y sostuvo que actualmente en Santa Cruz la desocupación y el problema habitacional persisten dentro de la sociedad como una amenaza de conflicto latente, el cual se puede desatar en cualquier momento.

La desigualdad y la brecha entre ricos y pobres cada vez más evidente, la migración interna, la falta de fuentes laborales en el sector privado y los recursos de un Estado que ha comenzado a sentir la crisis global, son a su entender elementos a los que hay que prestarle mucha atención porque pueden ser potencialmente desestabilizadores de la paz social, especialmente el año que viene donde se puede profundizar la crisis.

Abogó por fuentes de trabajo dignas y estables en toda la Patagonia y recalcó que se debe integrar la gente de otras latitudes para que esta tierra pueda crecer y prosperar; sin embargo cuestionó algunos aspectos de la política o de los gobiernos que adoptan actitudes retardatarias del progreso, cuando las nuevas autoridades producen cambios que vuelven hacia atrás los procesos. En definitiva el prelado se refirió a la necesidad de tener políticas de Estado que le den continuidad a determinados procesos.

Comentá la nota