En Roma, cayó Luna, sospechoso de haber asesinado a Gonzalo Acro

Tenía pedido de captura y había participado de asaltos en España; la extradición demoraría de 3 a 6 meses
Ariel Alberto Luna, alias "El Colorado", tenía un pedido de captura internacional dictado por la justicia argentina, que lo buscaba por considerarlo uno de los presuntos autores del asesinato de Martín Gonzalo Acro. Se había escapado de la Argentina pocos días después del homicidio, ocurrido el 8 de agosto de 2007, en medio de una interna de la barra brava de River.

En ese momento, los investigadores de la Policía Federal determinaron que había utilizado un pasaporte español con la falsa identidad de Francisco Martínez Rivera, para poder escapar hacia España. Según fuentes policiales, allí integró una banda que asaltaba joyerías en Barcelona.

Debido a una serie de procedimientos realizados por la policía española que terminaron con las detenciones de varios miembros de la banda de asaltantes, Luna huyó y se refugió en Italia, donde se habría involucrado con una banda de narcotraficantes.

Anteayer, minutos después de las 12, la policía italiana, alertada por los detectives de la División Investigaciones de Conductas Delictivas en Espectáculos Deportivos de la Policía Federal, realizó una serie de procedimientos en uno de los domicilios de los amigos de Luna. Así fue como en una casa de Casal Palloco, un suburbio de la ciudad de Ostia, situada a 25 kilómetros de Roma, la policía detuvo a una pareja con un chico de 3 años. La mujer era de nacionalidad española; el hombre también tenía un pasaporte español, pero era falso.

Entonces, los investigadores italianos cotejaron las huellas digitales y la fotografía del detenido con los pedidos de captura internacionales que tenían en la base de datos de Interpol de Italia. Así, determinaron que Martínez Rivera era, en realidad, Luna, con prontuario 28.408 y una orden detención internacional solicitada por el juez de instrucción de Buenos Aires Luis Rodríguez, que lo consideraba uno de integrantes del grupo de barras de River que habían emboscado a Acro cuando salía de un gimnasio en Villa Urquiza.

En un video difundido hace dos meses, Luna admitió ser el autor del disparo que mató a Acro y trató de desvincular del caso a los hermanos Alan y William Schlenker, procesados por el juez Rodríguez como supuestos instigadores del homicidio. Ese video no tiene ningún valor para la justicia argentina, debido a que se realizó sin estar presente ninguna autoridad judicial y porque, según la ley argentina, nadie está obligado a declarar en su contra.

Lo curioso fue que, en el video, Luna dijo que disparó en forma accidental contra Acro. Pero, en realidad, Acro fue asesinado de tres balazos; con el cuarto disparo fue herido el muchacho que acompañaba a Acro. Para los investigadores policiales y judiciales, la versión de Luna resultó poco creíble: es difícil que alguien realice cuatro disparos en forma accidental.

Hace un mes, dos grupos de investigadores del Departamento Prevención de la Violencia en el Fútbol, de la Policía Federal, viajaron a España e Italia para detener a Luna. Sabían que había participado en varios asaltos contra joyerías de Barcelona. Antes, lo habían buscado en la Argentina: en Catamarca, Misiones y Corrientes. Las sospechas apuntan a que cruzó la frontera hacia Brasil y de allí viajó a España.

Según lo que determinó la investigación de la Federal, el grupo que atacó a Acro habría estado formado por cuatro sospechosos que pertenecerían a la Banda de Palermo, quienes habrían sido identificados Pablo Girón, alias "Cuca" o "Cucaracha"; el mencionado Luna; Eduardo Rubén Pintos, alias "Oveja" o "Dogor", y Matías Kraft, alias "Kevin". Girón había sido apresado el 18 de junio pasado, Luna fue detenido en anteayer, en Roma; siguen prófugos Pintos y Kraft.

Con respecto a la extradición de Luna, fuentes judiciales indicaron que el imputado deberá someterse a las autoridades italianas que lo investigaban por la presunta vinculación con una banda de narcotraficantes y por la falsificación del pasaporte. Por tal motivo, estimaron que la extradición podría demorar entre tres y seis meses, teniendo en cuenta que las autoridades argentinas solicitarían que prevalezca el criterio del delito más grave: el homicidio agravado, por el que se lo requería en nuestro país.

* El abogado de la familia Acro pide cadena perpetua

"La detención de Luna es importante porque se trata del autor material de la muerte de Acro. Es un terrible regocijo saber que está detenido y confío en que va a recibir cadena perpetua", dijo Aníbal Mathis, abogado de la familia Acro, a la agencia DyN.

Comentá la nota