Rolando Zárate, cerca de volver a Vélez.

El delantero está muy cerca de convertirse en el primer refuerzo del último campeón del fútbol argentino, reveló la dirigencia.
"Roly" Zárate, de 30 años y goleador del equipo que consiguió el título en el 2005 con Miguel Ángel Russo como entrenador, deberá pasar la revisión médica para regresar a la entidad de Liniers.

La duda pasa por el estado físico del delantero, ya que no está claro si se recuperó de la operación a la que fue sometido en el 2008 en su columna vertebral.

El "Roly", en caso de superar la revisión médica, concretaría su cuarto regreso al club: 1999, 2000 y 2003-2006.

Zárate, que tiene el pase en su poder y debutó en Vélez con un título en 1998, entrenó con el plantel que dirige Ricardo Gareca en un tramo del primer semestre del año.

El delantero, de último paso por Barcelona, de Ecuador (2008-2009), jugó en Terrasa (1998), Real Madrid (2000), Real Murcia (2001) y Ciudad de Murcia (2001-2002), de España; Livingston, de Escocia (2003); Al Ittihad, de Arabia Saudita (2004); Tigres (2006) y Monterrey (2007), de México; y River Plate

(2007).

Si bien Gareca recibirá con agrado esta incorporación (ante la partida de Roberto Nanni a Cerro Porteño de Paraguay), todavía espera por la resolución de la continuidad del atacante Joaquín Larrivey.

El ex Huracán, que regresó a Cagliari de Italia, club dueño de su pase, pretende seguir en Vélez.

De hecho la dirigencia velezana está dispuesta a prolongar el préstamo o comprar el 50 por ciento del pase del delantero. Por último, el presidente del club de Liniers, Fernando Raffaini, se reuniría en las próximas horas con Jorge Valdano, gerente deportivo de Real Madrid, para negociar el pase del zaguero central juvenil Nicolás Otamendi. La suma que trascendió -de parte de la prensa peninsular- oscila en los 20 millones de euros.

El goleador uruguayo, Hernán Rodrigo López, sufrió un dolor en la espalda que no reviste gravedad, el defensor chileno Waldo Ponce comenzó a trabajar pese a su lesión en la rodilla derecha, y el lateral charrúa Pablo Lima entrenó a la par de sus compañeros.

Los jugadores quedaron concentrados y volverán a trabajar en doble turno en el predio del club en el oeste del Gran Buenos Aires.

Comentá la nota