Rolando aseguró que se está trabajando en el nuevo código urbano

La directora de Planeamiento indicó que en su área son muchas las tareas que realizan, y en este momento la dirección quiere realizar una ordenanza de código urbano donde además de marcar la ampliación de una zona contemple otras cuestiones.
Según indicó, en las últimas reuniones de Gabinete el intendente puso un plazo de dos meses para que el área de Planeamiento elabore la norma, que será presentada al Concejo Deliberante para trabajar en comisión, y luego deberá ser convalidada por la Provincia.

Asimismo manifestó que desde el momento en que se creó la Dirección de Planeamiento el intendente tomó la decisión política de poder finalizar con la ordenanza que se estaba trabajando desde hace unos años, y agregó que desde su área también se ocupan de las viviendas sociales y el armado de planes.

Según explicó, en este trabajo que están realizando sobre el código urbano fueron tenidos en cuenta los consensos tomados en los talleres, y al mismo tiempo que se actualizaron muchos de los datos se comenzó a realizar otros trabajos para el territorio como el armado de la base de datos para el banco de tierras. A su vez, dentro del trabajo realizado existía un diagnóstico de la ciudad que requiere ser actualizado, y también consensos referidos al cambio de zonificación o ampliación de la zona urbana.

Rolando explicó que hay varias reformas para realizar y que se pueden crear "fuelles entre una zona y otra" para poder tener una ordenanza en la que se tengan en cuenta determinadas cuestiones como los estacionamientos y tipos de construcciones. Ante esto indicó que no se quiere que en Saladillo se generen lugares donde haya hacinamiento, y es el Estado el que debe regular para que la calidad de vida siga siendo buena.

Rolando manifestó que ya fue enviada la documentación de los cuatro proyectos aprobados por el Municipio para la construcción de las viviendas del Plan Federal II, pero hay una demora por parte de la Presidencia de la Nación en el informe de la no objeción financiera. Luego serán armados nuevos paquetes de viviendas para realizar otras licitaciones y dar respuesta a la gente que espera su construcción, pero "por promesas que no han cumplido" no pueden realzarse.

Según explicó, al obtener la no objeción financiera se realizará la firma del convenio, y una vez que se tenga el anticipo financiero en el banco la empresa tiene 30 días para comenzar la obra. Por ultimo expresó que "de manera verbal" se les informó que se había dado una modificación en el valor de las viviendas pero que era de tan sólo $300, monto que no podría modificar la realización de la vivienda.

Comentá la nota