El rojo fiscal de diciembre llegó a 3.563,7 millones

La Argentina obtuvo en 2008, por sexto año consecutivo, un superávit fiscal primario, en este caso de 32.528,7 millones de pesos, cifra que representa 3,15 por ciento del Producto Interno Bruto (PBI), según informó el Ministerio de Economía.
El superávit mostró un aumento de 26,7 por ciento comprado con 2007, al crecer 5.407,2 millones.

Esta cifra se obtiene tras un incremento de los recursos de 55.109 millones de pesos, (33,6 por ciento superiores al año anterior) y de un alza de 49.701,8 millones de pesos en los gastos totales, incluyendo intereses de la deuda, (32,1 por ciento mayor a 2007).

El aumento del superávit de 2008 representó 6.859 millones de pesos más para el fisco nacional que en el año anterior.

Por su parte, el resultado financiero acumulado a diciembre de 2008, fue de 14.655 millones de pesos, un 58,5 por ciento mayor al del año anterior, representando un 1,42 por ciento del PIB.

Según las cifras oficiales, los ingresos acumulados en 2008 fueron de 219.134 millones, mientras que el gasto primario acumulado fue de 186.606 millones, situación que permitió el superávit de 32.529 millones de pesos anuales.

Según el Ministerio de Economía, "por primera vez en la historia argentina del siglo XX y XXI" se lograron siete años consecutivos de superávit fiscal y seis de superávit financiero.

Los datos se conocieron luego de que en diciembre pasado el resultado del sector público registrara un déficit de 3.563,3 millones de pesos, 197 por ciento menor al del año anterior, pese a que el Gobierno tuvo ingresos adicionales por 1.200 millones de pesos por el pase de las AFJP al Estado.

Economía explicó que las causas del déficit de diciembre se explican por el adicional de 200 pesos otorgados a los jubilados, y por el aumento en el gasto de capital.

El ministro de Economía, Carlos Fernández, señaló que los gastos de capital, entre enero y noviembre pasado, representaron 1.823 millones de pesos, mientras que solamente en diciembre llegaron a 3.405 millones de pesos.

El resultado financiero de diciembre registró así un déficit de 99.459 millones de pesos, un 80,5 por ciento menor al de igual mes del año anterior.

En el superávit impactó la suba de los ingresos tributarios por la actividad económica, las retenciones por el comercio exterior, las contribuciones de la seguridad social, ganancias y el IVA.

Economía también señaló que las tres cuartas partes del gasto se explican por las transferencias corrientes al sector privado, principalmente por los previsionales y el PAMI, asignaciones familiares y subsidios a la energía eléctrica.

Asimismo, incidieron en el gasto las prestaciones a la seguridad social, por los aumentos a jubilados y por la moratoria previsional, y la suba salarial de los empleados públicos.

El Palacio de Hacienda destacó que los gastos de inversión del Estado representaron un 2,1 por ciento del PIB, en tanto que en el período 2000-2003 era en promedio de 0,4 por ciento del PIB.

Comentá la nota