Rojkés tuvo su ensayo general como candidata.

La primera dama tucumana cerró un acto en Central Córdoba, en el marco de la conmemoración del día internacional de la Mujer. La concejala Felipe de Heredia, quien precedió en el uso de la palabra a la diputada, convocó a trabajar para llevar a la presidenta del PJ al Senado de la Nación.
“Este no es el lanzamiento; pero la realidad indica que así se lo ha sentido y que así se lo ha vivido”. De este modo respondió la diputada nacional Beatriz Rojkés de Alperovich cuando LA GACETA le preguntó si el acto de anoche debía interpretarse como el primero en su carrera hacia la Cámara Alta del Congreso. Antes, la presidenta del Partido Justicialista local había hablado a una multitud que colmó Central Córdoba con un discurso de fuerte tono electoral.

Lo que era un motivo terminó siendo una excusa. En el marco de la conmemoración del día internacional de la Mujer (que se celebra mañana), la Red de Mujeres Solidarias -una fundación creada por Rojkés de Alperovich- organizó un acto, que tenía prevista como principal oradora a la diputada nacional. Empero, el evento se transformó en un ensayo general de la campaña de la primera dama tucumana hacia el Senado de la Nación. El gobernador, José Alperovich, hasta ahora sólo confirmó a su esposa en la lista de senadores, para los comicios de octubre.

El acto, que finalizó a las 21.10, inició con un recital de Gladys, “La Bomba Tucumana”, poco antes de las 20. Entre los pocos hombres que ocuparon el palco estaban los diputados nacionales Alfredo Dato y Gerónimo Vargas Aignasse; los ministros del Interior, Osvaldo Jaldo, y de Gobierno, Edmundo Jiménez; el secretario general de la Gobernación, Ramiro González Navarro, y el legislador Armando Cortalezzi. Junto a estos, funcionarias y legisladoras nacionales y provinciales.

Discursos

Hacia las 20.25 se iniciaron los discursos. La primera en hablar fue la diputada nacional Susana Díaz, quien remarcó la importancia de la primera dama en el nacimiento de la Red de Mujeres. Luego le sucedió la ministra de Educación, Silvia Rojkés de Temkin. En su alocución, la funcionaria ponderó la gestión del gobernador aunque no dejó sin halagos a la parlamentaria. Tras Rojkés de Temkin hizo uso de la palabra la titular de la cartera de Desarrollo Social, Beatriz Mirkin. Aludió a los logros que se registraron en su área durante el mandato de Alperovich y enfatizó en la creciente participación de la mujer en la vida política.

Aunque ninguna oradora dejó de dedicar un párrafo a destacar la figura de Rojkés de Alperovich, fue su predecesora en el turno de la palabra, la concejala Teresa Felipe de Heredia, la encargada de lanzar la arenga política: “avancemos unidas al 25 de octubre para el triunfo rotundo de Beatriz de Alperovich como senadora nacional”. Tras comparar en reiteradas ocasiones de la presidenta del PJ local con Eva Perón, Felipe de Heredia insistió: “trabajemos para su éxito electoral”.

Cuando la diputada nacional tomó el micrófono el “olé, olé, olé, Bety, Bety”, con ritmo de bombos y de redoblantes, era ensordecedor. “Cuántas cosas pasaron, cuántos caminos recorridos juntas, cuántas lágrimas y alegrías; y esta es la mujer de Tucumán”, aseveró. La diputada destacó la gestión de su esposo: “José me decía, ‘de la mano de las mujeres vamos a hacer grande la provincia’; tenía razón”. Los derechos de la mujer, del niño, los logros de la Red de Mujeres Solidarias, de las áreas social, de educación y de salud, y la obra pública se destacaron en su discurso. “No vamos a intervenir en ninguna discusión que no sea política; no contestaremos agravios. Responderemos a los adversarios con trabajo fuerte para Tucumán”, finalizó.

Comentá la nota