Rojas dice que Ibarra no le manejará el municipio

El nuevo intendente aseguró que las decisiones las tomará él. En el giojismo rawsino dieron por hecho que el nuevo diputado nacional será el que moverá los hilos.
El reemplazante de Mauricio Ibarra en el cargo de intendente de Rawson, Gustavo Rojas, salió ayer enérgicamente a decir que "el gobierno municipal lo voy a manejar yo". Así, descartó que su jefe político y actual diputado nacional, que en diciembre pidió licencia en el municipio para asumir en el Congreso, vaya a seguir llevando las riendas de la gestión departamental. La reacción fue luego de encabezar por primera vez la apertura de sesiones del Concejo Deliberante y en dirección al bloque de concejales giojistas, en donde habían señalado que el flamante legislador seguirá tomando las decisiones en la gestión departamental.

La que encendió la mecha de la polémica es Silvia Pérez, una de las concejales peronistas que hoy está enfrentada al ibarrismo. "Gustavo Rojas no va a tener la independencia real para poder manejar este departamento con sus ideas y sus formas", tiró dando a entender que en la práctica, Ibarra continuará siendo el intendente.

Rojas, que presidía el Concejo Deliberante y quedó al frente del municipio en lugar de Ibarra en diciembre, no se quedó callado. Tajante, dijo que "se nota que me conocen poco, el gobierno municipal lo voy a manejar yo". Además, agregó: "más allá de trabajar en equipo y de que uno lo pueda consultar porque no se puede desaprovechar su experiencia, las decisiones últimas las tomo yo, no las toma Mauricio".

El cruce es una consecuencia más del quiebre que sufrió el PJ departamental el año pasado, cuando Ibarra se fue del partido y armó un espacio propio que le permitió ser candidato en las legislativas de junio. Lo siguieron la mayoría de sus funcionarios, Rojas y otros concejales, pero un grupo -en el que está Pérez- rechazó el convite y quedaron en veredas distintas.

En medio de esa coyuntura, Rojas dio ayer su primer discurso como intendente frente a sus ex compañeros del Concejo Deliberante (Ver Diálogo, plazas y un CIC) y habló de una relación madura para asegurar la gobernabilidad del municipio. "He venido a pedirles que me ayuden en la tarea que asumo...los invito a proponer, los invito a la crítica constructiva", dijo en algunos párrafos de su discurso.

Justamente el discurso fue el argumento que dio Pérez para dudar de la autonomía de Rojas en la conducción municipal. La concejal aseguró que escuchó "el mismo formato que ha tenido Ibarra, es muy difícil ponerte un vestido que no es tuyo, porque de algún lado te va a quedar grande o te va a quedar chico".

Rojas despegó lo institucional de lo partidario. Reconoció a Ibarra como el líder del proyecto político, pero sostuvo que lo institucional es otra cosa. "El liderazgo es de Mauricio, él va a ser diputado nacional y yo intendente y las cosas están bien separadas".

El nuevo legislador nacional estuvo en el acto que se hizo en el Concejo Deliberante y trató mantenerse al margen de la polémica. Al ser consultado por los dichos de la concejal, contestó: "para nada, para nada, que se dediquen a contribuir, a ayudar a colaborar". Aunque aprovechó para meter una ironía. Elogió el discurso, dijo que los suyos han tenido "durante mucho tiempo la letra de Gustavo" -por Rojas- y negó la probabilidad de verse tentado a meterse en la gestión municipal.

Comentá la nota