Rodríguez Saá: "Tenemos que evitar que la crisis llegue a los pobres".

Rodríguez Saá: "Tenemos que evitar que la crisis llegue a los pobres".
El mandatario anunció un paquete de medidas que incluyen incentivos fiscales a la inversión y más obra pública. También anticipó la vuelta del tren en el tramo Justo Daract - Villa Mercedes. Los trabajadores de la administración pública recibirán un crédito fiscal de 200 pesos mensuales.
Con la mirada puesta sobre los efectos de la crisis internacional, el gobernador Alberto Rodríguez Saá abrió ayer el periodo de sesiones ordinarias en la Legislatura y anunció una batería de medidas que tendrán como objetivo mitigar en la provincia las consecuencias de la debacle mundial.

Durante la mayor parte de su discurso, que duró 2 horas y 15 minutos, Rodríguez Saá se dedicó a explicar de qué manera San Luis buscará esquivar los síntomas de recesión, caída de actividad y pérdida de empleo que en el país ya se sienten. Pare enfrentar ese escenario, anunció la puesta en marcha de un plan de fomento a las inversiones destinado a todos los sectores de la economía. También anticipó la vuelta del tren en el tramo Justo Daract - Villa Mercedes para vincularlo con la Zona de Actividades Logísticas. Y además recordó que para este año hay más de 800 millones de pesos que se destinarán a la obra pública. Una arista más del plan anticrisis está orientada a apuntalar el consumo y se trata de un crédito fiscal de 200 pesos mensuales, que llegará al bolsillo de los trabajadores de la administración publica y que servirá para pagar impuestos provinciales y cuotas de viviendas.

Rodríguez Saá señaló que la respuesta a la actual crisis internacional le corresponde a los grandes centros de poder. Pero dijo que la provincia "debe evitar que se transfiera a los pobres" y así castigue a los sectores más desprotegidos". Además llamó a pensar en "el día después", en el escenario que quedará cuando las aguas se aquieten. Por eso destacó que la provincia no puede quedar con índices socioeconómicos deteriorados (en especial en materia de empleo y finanzas publicas) y llamó a mantener el pergamino de mejor provincia administrada del país, un logro que en el ultimo año reconocieron varias consultoras, entre ellas Delphos y la Red Libertad.

Como datos adicionales, el gobernador informó que la crisis encuentra a San Luis con el presupuesto mas bajo de todas las provincias argentinas, con una deuda eterna de la Nación que ya trepa a los casi a los mil millones de dólares y con una caída real del 20% de la coparticipación que llega desde el gobierno nacional.

Al margen de los anuncios, el gobernador recordó que ya desde el año pasado la provincia viene aplicando políticas "anticíclicas". Y un ejemplo fueron los 300 millones de pesos que se inyectaron en el gasto 2008 y que se destinaron a obra pública y la ampliación del plan digital.

Una docena de leyes

Uno de los primeros anuncios del gobernador fue la inclusión de programación absolutamente local en la señal provincial de San Luis SAT. Además recordó que desde el lunes la provincia adhirió "con reservas" al reparto de las retenciones por exportaciones de soja que dispuso el gobierno nacional.

Por otra parte, una por una el envío a la Legislatura de una docena de leyes. Entre esas las iniciativas se destacan la que apunta a regular la compra de tierras por parte de extranjeros, el voto electrónico, el adelantamiento de las elecciones (ver aparte), y un nuevo pacto provincia municipio. También anticipó que enviará una enmienda de la Constitución provincial para incluir el derecho a la inclusión entre los enumerados taxativamente en la Carta Magna.

Detalles, molestias y los "noquis"

Previo a su discurso, los diputados y senadores recibieron una frondoza carpeta con el resumen de gestión de los 12 ministerios del gobierno. En ese documento, que contiene un balance de 2008 y una proyección del trabajo para 2009, se destaca el detalle de la deuda de la Nación con San Luis que asciende exactamente a $ 3.223.712.377

En dos pasajes de su discurso se advirtió una cierta molestia del gobernador. Uno fue cuando se quejó por la doble postergación de la terminación de las obras destinadas al pueblo Ranquel. Ayer aseguró que esos trabajos (que incluyen viviendas con todos los servicios y un hospital), serán inaugurados el próximo 15 de mayo.

El otro gesto de mal humor asomó cuando se refirió a la instalación de frigoríficos en Beazley, Quines y San Martín, una iniciativa que está bajo la orbita del Ministerio del Campo. "Le pido a la gente de Campo que lo hagamos por que me parece que esto ya lo leí el año pasado", dijo.

Sobre el final Rodríguez Saá lanzó una fuerte advertencia a los "ñoquis" que existen en el ámbito de la propia administración pública: "Este es el peor daño que se le hace a la cultura del trabajo, en épocas de crisis no existe nada más repugnante que los ñoquis. El que no trabaja lo que mejor que puede hacer es retirarse de la administración Pública antes que lo cesanteemos", dijo.

Un recinto colmado

El discurso del gobernador fue seguido por un recinto de sesiones colmado. En la primera fila lo escucharon con atención el ex presidende de la Nación y ex gobernador de San Luis, Adolfo Rodríguez Saá, la ex gobernadora y actual intendenta de San Luis, Alicia Lemme, el diputado nacional por Córdoba César Albrisi, miembros del Superior Tribunal de Justicia, el historiador Hugo Fourcade, los legisladores nacionales por San Luis y monseñor Armando Conti vicario de la diócesis de San Luis.

Elecciones el 28 de junio

El gobernador anunció que envió a la Legislatura un proyecto de ley para adherir a la realización de elecciones el 28 de junio y que ese día se vote, además de los cargos nacionales, los provinciales y municipales.

"La Constitución habla de 60 días para poder convocar a elecciones pero nuestro Código Electoral dice un plazo mayor. Entonces es necesario una ley para convocar a elecciones el 28 de junio", explicó. Y llamó a los legisladores a dialogar para llegar a un consenso en el adelantamiento de los comicios.

Homenaje por el bicentenario

Como parte de los actos y reconocimientos por el bicentenario de la Revolución de Mayo, el gobernador Alberto Rodríguez Saá propuso que la ciudad de San Luis sea declarada como "ciudad heroica" y que una replica del cabildo se construya en la ciudad de La Punta. Ambas iniciativas apuntan a reconocer a la capital puntana cuyo cabildo, en 1810, fue el primero del país en reconocer al nuevo gobierno patrio. También llamó a renovar los monumentos históricos que existen en la provincia y que conmemoran la fecha patria.

Comentá la nota