Rodríguez dijo que “hay que tomar acciones concretas para revertir esta situación”

Lo sostuvo el presidente del Concejo Deliberante, Juan “pipo” Rodríguez, al hacer un positivo balance de la reunión mantenida con representantes de las diferentes fuerzas de seguridad en la ciudad frente a los hechos delictivos y de violencia que se han registrado en la ciudad.
Para el edil “hay que empezar a poner mano dura sobre los controles y a colaborar entre todas las instituciones para que no se produzcan estas situaciones, que hasta se llegó a la lamentable muerte de un joven”. “Si bien hay quienes dicen no estar de acuerdo, pero entiendo que en algunas cuestiones hay que aplicar mano dura, porque lo que se está poniendo en juego es la vida de nuestros hijos y de alguna manera lo estamos padeciendo como si fuera una cuestión normal, y esto no es así, no es normal que un grupo de jóvenes golpeen a otro muchacho hasta quitarle la vida”, insistió.

El encuentro se produjo en la Presidencia y asistieron los ediles Miriam Boyadjián, Marisa Montero y Gustavo Longhi. Mientras que estuvieron presentes el Jefe de la Prefectura Río Grande, Aníbal Taborda; el subcomisario de la Policía Federal, Mario Negrete; el Comisario Luis Núñez, flamante Jefe de la Unidad Regional Norte de la Policía Provincial y el Comisario Carlos Torres Jefe del Comando de Operaciones de la Policía provincial en Río Grande.

Tras el encuentro, Rodríguez aseguró que “no queremos que ésta sea una reunión más, como tantas que ha habido sobre esto, sino para poner a disposición el Concejo Deliberante, para convocar a todos los sectores involucrados, en pos de buscar acciones coordinadas para paliar ésta difícil situación que está viviendo la ciudadanía, en cuanto a la inseguridad”.

Los temas, desde ahora serán abordados en el marco de la Comisión de Inclusión Social, a cargo de la edil Miriam Boyadjián, desde donde se impulsarán reuniones periódicas convocando a reparticiones municipales, gubernamentales y políticas.

“Primero tenemos que sentarnos aquellos que estamos al frente de las instituciones, nos pongamos de acuerdo y esté totalmente tomada la decisión de colaborar, independientemente del rol que uno tiene”, sostuvo

“Lo primero que hay que hacer –insistió- es llevar un control estricto sobre el consumo de alcohol, principalmente en los jóvenes, bajar los niveles de consumo, no solamente de bebidas alcohólicos, y en esto se debe actuar conjuntamente el municipio con la policía, como se hizo con la cuestión de tránsito y que tuvo resultados positivos. Esta puede ser una alternativa viable”.

“Esto ha dado resultado porque hubo una posición firme y rigurosa desde el Ejecutivo, por eso creo que hay que tomar medidas tendientes a que la gente tenga claro que habrá algún tipo de sanción, y controles permanente para la prevención”, remarcó.

“No estamos tratando de imponer ningún tipo de acción, sino que se coordinen tareas para garantizar su efectividad, ahora nos reunimos con las fuerzas y a partir de ahora se convocará al Ejecutivo y otras instituciones, y si hay que reformular alguna ordenanza o ser más duros en algún sanción, que esto surja de un consenso general”.

Sin embargo insistió que “hay que ser muy rigurosos en lo referido a la ingesta del alcohol, principalmente en los menores, y esto tiene que ver con una conciencia que se debe adoptar, no solo en los funcionarios, o en los propios jóvenes, sino en aquella persona que tiene la posibilidad de vender alcohol que sepa que cuando le vende a un menor está potenciando hechos violento”.

Comentá la nota