Rodríguez destacó la importancia de generar “alternativas de esparcimiento”

El presidente del Concejo Deliberante de la ciudad de Río Grande, Juan "Pipo" Rodríguez, destacó la importancia de sumar elementos que deben hacer a un debate el que comprendió debe ser "profundo y saludable para el bien de la comunidad". "Es hora de que cada uno diga lo suyo y que, entre todos, tengamos la madurez suficiente como para brindarle a nuestra juventud instancias de entretenimiento más seguras y saludables".

En el marco de la aplicación de la nueva normativa que restringe el acceso de menores a los boliches bailables de la ciudad, ante los reiterados hechos violentos que se han dado y el consumo excesivo de alcohol, el presidente del Concejo Deliberante de la ciudad de Río Grande, Juan "Pipo" Rodríguez destacó la importancia de sumar elementos que deben hacer a un debate el que comprendió debe ser "profundo y saludable para el bien de la comunidad".

En este aspecto consideró que "mucho se ha debatido en los últimos tiempos sobre el creciente problema de los menores y el consumo abusivo de alcohol en los boliches. En la mayoría de estas discusiones se plantean alternativas de solución muy poco imaginativas, tomándosela directamente con los jóvenes como si ellos no fueran una expresión de nuestras propias familias que son, en definitiva, quienes componen la sociedad".

Destacó que aún "sin ser un especialista en adicciones juveniles me atrevo a afirmar que, si verdaderamente queremos solucionar este problema, tenemos que animarnos a terminar con la hipocresía y atrevernos a plantear las cosas como son. Este no es un problema juvenil, es un problema social".

Agregó que en este sentido "este no es un problema de quien compra sino también de quien vende. Esta no es una cuestión sencilla que se arregla unilateralmente; por el contrario, es una problemática compleja que sólo podrá corregirse con el concurso de todos".

Debate

En lo que respecta políticas relacionadas con la esta problema consideró que "Río Grande se debe un debate a fondo sobre el tema porque nada ganaremos escondiéndolo debajo de la alfombra. Nuestros jóvenes son nuestra propia proyección, son nuestra sangre y nuestro futuro; juntos tenemos que hacer algo para encontrarle la vuelta a esta situación", remarcó haciendo hincapié en "el dictado de normas que protejan a los chicos, como las que hemos dictado recientemente". Agregó que "habrá seguramente que extremar los controles, habrá también que fiscalizar mejor a los boliches; pero habrá también que hablar mucho del tema en casa y en los colegios".

Insistió en que "sin ser un experto en el tema, es necesario plantear una serie de ideas que permitan enriquecer el debate para no ceder ante quienes cómoda e irresponsablemente prefieren quedarse con el recurso simplista de darle una nueva vuelta de tuerca al concepto de prohibición", enfatizó el Presidente del concejo Deliberante riograndense.

Además de tratar esta problemática en el marco de un foro específico que integre a todas las partes involucradas se podría, por ejemplo, acordar con los dueños de los boliches una estrategia de consumo sano desterrando los tristes concursos de "fondo blanco" por ejemplo, en este aspecto Rodríguez entendió que "también se podrían ampliar los horarios de las matinés o multiplicarlas; promover algún sistema de identificación de mayores dentro de los locales bailables con venta permitida hasta determinado límite; armar fiestas exclusivas para menores libres de alcohol; restringir la venta de bebidas energizantes en los boliches donde se vendan bebidas alcohólicas; etc."

Destacó que para que esto se logre, "debería haber un gran acuerdo marco entre municipio, empresarios, docentes, padres y hasta jueces de menores. Un acuerdo que bien podría ser rubricado o tomado como una causa cultural compartida sin que haga falta firma de documento alguno".

Más allá de ello sostuvo que, "lo importante es no perseguir a nuestros jóvenes como si fueran criminales porque, simplemente, no lo son. Lo único que le falta a la juventud riograndense es que se le prohíba se la condene a mirar la tele. De eso ya han tenido bastante, lo que hace falta es generar instancias de esparcimiento que los contengan", remarcó el edil radical.

Finalmente "Pipo" Rodríguez destacó que en estos temas, "es hora de que cada uno diga lo suyo y que, entre todos, tengamos la madurez suficiente como para brindarle a nuestra juventud instancias de entretenimiento más seguras y saludables".

Comentá la nota