El Rodeo: pocas obras para la temporada de verano

El Gobierno se concentró en mejorar el camping municipal, que será inaugurado los primeros días de enero. Pero la gente y los comerciantes se quejan de que hacen falta baños públicos y mejoras en el servicio de agua potable, entre otras falencias.
A pocos días de que la temporada de verano se largue con todo en la provincia, hay algunas villas que concentran la atención de los turistas tanto de locales como de otros lugares del país, que no están preparadas de la manera que corresponde.

Una de ellas es la Villa de El Rodeo, en el departamento Ambato, uno de los puntos turísticos más tradicionales de Catamarca y elegido año tras año como el lugar de descanso por excelencia por incontable número de familias.

Con semejantes pergaminos, es lógico pensar que las autoridades de la comuna rodeína se preparen de manera adecuada para comenzar a recibir a los turistas, promocionar sus bellezas y aprovechar al máximo las posibilidades que le otorgó a la villa la naturaleza.

Pero, lamentablemente, en una recorrida que realizó días atrás este diario se advierte que las autoridades poco han previsto para encarar la temporada veraniega.

Banquinas tapadas de yuyos, márgenes de los ríos en igual o peor condición, obras que no se completaron, plazas y lugares verdes que son cuidados por los vecinos ante la ausencia de la comuna, descoordinación en la recolección de basura, poco o nulo alumbrado público, baños públicos inexistentes y otras obras que se habrían realizado en lugares sumamente inapropiados son algunas de las postales que ofrece hasta la fecha El Rodeo.

En veremos

Aunque la mayoría de los comerciantes y pequeños empresarios de la localidad ambateña admitieron que ya se prepararon para recibir la llegada de los turistas o las familias catamarqueñas que tradicionalmente arriban a la villa, las tareas que le corresponden realizar al municipio actualmente a cargo de Félix Casas Doering todavía no comenzaron con el ritmo que deberían.

Una de las obras más importantes que se están realizando es la refacción completa del Camping Municipal de El Rodeo. Según pudo saber este diario, la obra demandó en total 40 días y se terminaría esta semana, para hacer la inauguración los primeros días de enero. El dinero provendría de fondos del Gobierno provincial, y con ellos se instalaron una decena de asadores nuevos, conjuntos de mesas y sillas de concreto, quinchos nuevos, refacción completa de las piletas, construcción de zona de lavaderos e instalación de juegos para niños. El emplazamiento final de estos, sin embargo, se hará en otro lugar que el que ahora tienen (cerca de unas piedras bastante peligrosas).

Pero ya hubo quejas por esta obra: los vecinos de la calle Las Acacias, que colindan con el camping, criticaron que las ampliaciones del camping cerraron un camino vecinal, invadieron propiedades y principalmente, que algunas de las nuevas instalaciones se hicieron en un lugar no apto por la crecida del río Ambato. En concreto, señalaron que años atrás, cuando aún no se habían construido las defensas para impedir el desborde del río, una crecida llegó hasta el camping, llevándose carpas y pertenencias de los turistas. Las obras habrían sido hechas, aseguran los vecinos, en un lugar peligroso y luego de que las máquinas de la municipalidad socavara aún más el lecho del río, con el consiguiente riesgo ante una crecida.

Otro aspecto criticado por la gente fue el levantamiento del Museo Regional del Ambato, que funcionaba en la vieja Pulpería de Don Favio Cardozo. Allí se realizaban espectáculos musicales, obras de teatro y otros aprovechando el anfiteatro natural. Ahora, el lugar está cubierto de malezas porque la Municipalidad no lo alquilará este año. Nadie sabe dónde fueron a parar los objetos del museo.

Comentá la nota