Sin roces, Arturo y Ricardo Colombi se vieron por primera vez en campaña

El actual mandatario y su antecesor expusieron ideas y planes de gestión para los próximos 4 años. Primer encuentro en la campaña para el ballotage. Pocas propuestas desde ambos candidatos, pero sustancioso intercambio.
Finalmente anoche se estrecharon las manos los primos Arturo y Ricardo Colombi, antes y después de 2 horas en las que expusieron ideas de cara al ballotage del próximo 4 de octubre, en el que se encontrarán como candidatos a gobernador. Fue ante un multitudinario auditorio reunido en el Consejo Profesional de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores de esta capital y si bien ambos tuvieron tiempo para resolver 6 planteos puntuales y uno a libre elección, se oyeron pocas propuestas, aunque en un intercambio de características inéditas.

En el abarrotado auditorio de calle La Rioja 1240 de esta capital, los primos acompañados de nutridas comitivas, se sentaron con la sola separación de un moderador del foro, el pastor evangelista Sergio Díaz. Al encontrarse, se saludaron fríamente con un apretón de manos en el que no intercambiaron miradas. Ricardo Colombi de hecho, permaneció sentado mientras su primo -de pie- lo saludó al ingresar a la sala.

Luego de una serie de lecturas, referidas a la trascendencia del encuentro desarrollado por un grupo de organizaciones del tercer sector, los primos se dedicaron a responder 6 planteos referidos a diferentes aspectos de la vida pública, institucional, personal y política, modos en los que encararán un eventual periodo de gestión gubernativa.

Por sorteo, el primero en hablar fue el ac-tual mandatario provincial, en tanto que el cierre le perteneció a Ricardo, que se rodeó de militantes de la UCR y partidos asociados para que adornaran su ponencia con aplausos y un griterío que motivó numerosos llamados de atención de los organizadores.

Propuestas se oyeron pocas, pero sí hubo una multiplicidad de ideas trazadas a grandes rasgos, sin que se pudiera delimitar una medianera (política, intelectual e ideológica) que resulte indeleble entre ambos. De hecho, la autonomía de cada uno con relación al otro se sintió hasta en los gestos: no hubo miradas, sonrisas a cuentagotas, pocas expresiones faciales.

Los asuntos sobre los que respondieron fueron "El hombre y la familia", "Qué sueña para la provincia", "Participación ciudadana", "Gobernabilidad"; "Prioridades en las políticas de Estado"; "Diálogo político" y un tema libre.

Mientras que Arturo Colombi profundizó sus iniciativa apuntadas al crecimiento de la producción y el producto bruto interno, Ricardo politizó más su ponencia, al hablar de convocar a un diálogo a los diferentes sectores, que no se reduzca a lo partidario.

EL Gobernador en el ejercicio dijo que pa-ra un eventual próximo mandato tendrá como prioridad la conformación de planes es-tratégicos, "para dar seguridad y previsibiliad a mediano y largo plazo". En ese sentido, ofreció detalles sobre planes de producción arrocera, la creación de redes de gas natural, la provisión de más y mejor agua potable, el mejoramiento de los caminos.

Ricardo se apoyó en el pasado reciente: "Hace mucho no tenemos políticas de Estado en el país", dijo y se comprometió a convocar a los diferentes sectores de la vida pública para trazar 10 puntos de acuerdo para mejoramiento integral. Así, en el orden que a continuación se detalla, habló de educación, seguridad, salud pública, el sistema judicial, el desarrollo sustentable y las autonomías municipales. Por falta de tiempo, quedó debiendo cuatro asuntos de su plan de asuntos prioritarios.

Entre otras propuestas, el ex mandatario indicó que dividirá el actual Ministerio de Gobierno y Justicia en una cartera de Gobierno y otra de Justicia, en tanto que -según prometió- "despolitizará" el Ministerio de la Producción. "El ministro lo determinarán las entidades del sector productivo", dijo.

Arturo Colombi renovó su convocatoria al diálogo para todos los sectores de la provincia, "para crear acuerdos y cumplirlos, porque en la medida que se cumplen los acuerdos profundizamos el diálogo que nos permite discutir planes a largo y mediano plazo". "Eso -dijo- genera confianza y seguridad".

Comentá la nota