Roberto Nevares irá por la presidencia en la lista de Bruno

Elecciones: la asamblea de la Cámara de Comercio de Santa Rosa fue fijada para el 22 de junio. Una semana después, de acuerdo con el resultado, se elegirán las nuevas autoridades. La entidad sigue envuelta en una fuerte pelea entre los diferentes sectores.
Luego de que se conocieran la resolución de Personas Jurídicas y las críticas opositoras a la conducción, la lista Blanca anunció que se presentará en las elecciones del próximo 22 de junio. Llevará como candidatos a Roberto Nevares y Jorge Ortiz Echagüe para ocupar los cargos de presidente y vice.

El actual presidente, Carlos Bruno, reveló esta decisión a El Diario, al ser consultado por la resolución de la Dirección de Superintendencia de Personas Jurídicas y Registro Público de Comercio. Ese organismo hizo caer algunos puntos de la asamblea anual de la Cámara de Comercio y ordenó la realización de otra asamblea, en medio de denuncias de una lista opositora (la Celeste y Blanca) de un acuerdo entre dos listas, la Blanca, que integra Carlos Bruno, y la Amarilla, de Roberto Torres, quienes en otros períodos confrontaron y ocuparon veredas opuestas.

Bruno defendió lo realizado. "Se ratificó la memoria y el balance, con superávit; recuperamos socios y actividades. Vamos a defender eso", dijo Carlos Bruno al dar su visión de la gestión que encabeza.

Por eso dijo que tomaron la decisión de presentarse en la asamblea del 22 de junio, en la que se votará la renovación de un tercio de la Comisión Directiva.

El diputado provincial dijo que "esta lista (por la Celeste y Blanca, que integran Jorge Diván y Rubén Pietrodángelo) tiene como forma de hacerse conocer defenestrar a los otros. Son distintas formas de hacer política".

También dijo que "me criticaron porque era diputado y que eso impedía a la Cámara de Comercio recibir subsidios. Pero nosotros llevamos adelante programas con el Ministerio de la Producción. Nunca mezclé la cosas".

Bruno también rechazó otra de las acusaciones de la lista Celeste y Blanca: la denuncia de un pacto con la lista Amarilla que encabezaba el ex presidente, el heladero Roberto Torres. "Ese arreglo no existe. Ellos (Diván y Pietrodángelo) integran la Cámara y Torres, no. ¿De qué arreglo hablan?", dijo como respuesta.

"La lista Blanca se va a presentar en la asamblea. Vamos a defender lo que hicimos ante estos ataques", dijo el diputado provincial Carlos Bruno. "Estarán Roberto Nevares y Jorge Ortiz Echagüe, además de emprendedores jóvenes", anticipó.

La anulación de la asamblea por parte de la Dirección de Personas Jurídicas es el final del capítulo de cruces e impugnaciones entre las listas que se presentaron a la última elección.

La decisión tiene fecha del 12 de mayo. Señala que la anulación de las impugnaciones se fundamenta en "favorecer la amplia participación de los asociados". Y por eso aseveró que "una vez más el criterio utilizado por la Directiva de la Cámara de Comercio ha sido erróneo". El organismo basó su decisión en la Ley Provincial 1.450 y el decreto reglamentario 780.

Desde la lista Celeste y Blanca aprovecharon la decisión para insistir en que "tenemos razón" y que "la ausencia y la inoperancia no son soluciones". Así lo dijo Rubén Pietrodángelo, uno de los principales referentes de ese espacio.

"La ausencia en la presidencia de Carlos Bruno -más preocupado por su banca de diputado- ha logrado que naufraguen los proyectos gremiales en Lagos 54", dijo. "A esto se le debe sumar la inoperancia de quienes son sus adláteres en el directorio, que hoy no asumen el error grave al que llevaron a nuestra Cámara, tratando que no haya elecciones para la renovación de autoridades. Es por todos sabido que hizo hasta lo imposible para ’regalarle’ la Cámara a Roberto Domingo Torres", dijo Pietrodángelo.

Consideró, además, que "impedir el normal desenvolvimiento de una institución se traduce necesariamente en un abuso de poder. Los comerciantes no queremos eso. Queremos que seamos nosotros y nada más que nosotros los artífices del desarrollo de la Cámara de Comercio. Que seamos nosotros quienes elegimos a sus autoridades, a su conducción. Carlos Bruno impidió todo eso, y ahora tenemos razón".

"Tenemos razón cuando decimos que durante dos años desde la presidencia de la Cámara se hizo ’la plancha’, definición clara y precisa de cuando un político quiere que en la institución nada suceda, o dicho de otra manera, se haga sólo lo que a él lo favorezca", insistió.

Ante estas afirmaciones, Bruno desafió: "Ahora vamos a ver qué pasa en la asamblea y después en la elección del directorio. Veremos si los socios apoyan lo que hizo la lista Blanca estos años".

Comentá la nota