Roberto Mouillerón: "Ya no tienen criterio ni para controlar su propia escribanía"

El diputado electo de Unión Pro fustigó al gobierno y a los legisladores oficialistas "por el papelón" del veto a la ley que eximía de retenciones a productores rurales de varios partidos bonaerenses. Los detalles

"El gobierno cree que con este tipo de actitudes recupera terreno, pero en verdad demuestra que ya ni siquiera tiene criterio para controlar a esa escribanía en que ha transformado al Congreso de la Nación".

De este modo se refirió el diputado electo Roberto Mouillerón al precisar su opinión respecto al decreto presidencial que esta semana anuló el recorte de retenciones a municipios bonaerenses afectados por la sequía.

Pese "a todos los inconvenientes" que generará la medida –entre las cuales el futuro legislador destacó la "potenciación del conflicto con el agro" – Mouillerón opinó que esta situación confirma que la ciudadanía "no se equivocó el 28 de junio, porque a partir del 10 de diciembre la Legislatura podrá asumir su rol protagónico que le depara la democracia, sin tener que aferrarse ciegamente a lo que dicte, o mande borrar, Néstor Kirchner".

Con ironía, el ex ministro de Trabajo bonaerense preguntó si "será éste" el "modelo" de Congreso que el oficialismo tanto pretendía durante la reciente campaña electoral.

"Por lo visto aquí queda en evidencia el margen de opinión que tienen sus legisladores; de lo contrario es imposible creer que ni uno solo entre más de ciento treinta legisladores (entre diputados y senadores oficialistas) no advirtiera lo que estaban votando".

Figura de relevancia dentro del "felipismo", el dirigente del peronismo cree que si no se trata de un error de parte de los legisladores kirchneristas la sociedad estaría ante una maniobra del oficialismo tendiente a crispar más aún los ánimos y enardecer al sector agropecuario.

"Si el gobierno ignora y borra de un plumazo lo que decidieron sus propias bancadas hay que pensar que estamos frente a un gobierno que se ha extraviado totalmente y ya no encuentra forma alguna de interpretar la opinión pública y es por eso que apuesta a potenciar los conflictos, para ver si puede sacar provecho de una nueva confrontación entre los argentinos", reflexionó Mouillerón.

En ese contexto trajo a la memoria el pasado de Cristina Fernández de Kirchner como "vehemente" legisladora "que ahora pareciera haberse olvidado de la independencia que -ella misma lo predicaba- debía tener cada uno de los miembros del Congreso". Y precisó que le resulta "paradójico" que tanto ella como su marido hayan sido "constituyentes en 1994 que declamaban algo totalmente distinto a lo que hacen ahora desde el Ejecutivo".

Por otra parte, recordó que la normativa vetada por Cristina Kirchner -que eximía del pago de retenciones a productores de varios partidos bonaerenses muy afectados por la sequía- tuvo su origen en una iniciativa de Francisco De Narváez.

"Aquí queda en claro qué es lo que la gente votó para dejar atrás y hacia donde vamos. Ahora Kirchner busca echar nafta sobre otro conflicto, pero la sociedad ya decidió un cambio y generar alternativas que sirvan a la gente desde un Congreso que en pocos meses dejará de ser la sucursal de la escribanía que inventó Néstor Kirchner durante estos años. Aquí quedó visto quién tiene propuestas y quién sólo busca la destrucción como forma de gobierno. Desde diciembre será posible la primacía de los que apostamos a buscar soluciones y consensos", vaticinó.

Comentá la nota