RIVER¿Es el único que la paga?

Aguilar había anunciado pasarle factura al plantel por salir último, aunque parece que Tuzzio pasará por la caja por todos...
La famosa publicidad de la tarjeta de crédito podría decir que "ganar un campeonato no tiene precio". Pero salir último en River sí tiene precio. Y debería ser muy alto para los protagonistas. Así lo había anunciado José María Aguilar. Sin embargo, por ahora el único que pagó el costo de la pésima campaña en el Apertura fue Eduardo Tuzzio. ¿Fue el único responsable el capitán?

Las palabras del presidente de River hicieron mucho ruido en los días previos a la última fecha del torneo. Y también apareció una extensa lista de jugadores transferibles y/o negociables. Se presagiaba una depuración considerable en el plantel. Sin embargo, la única cabeza que rodó fue la de Tuzzio. ¿Por qué es la cara del fracaso? Principalmente, los dirigentes le apuntaron al central por ser el capitán y referente del grupo. Es obvio que Tuzzio no cumplió positivamente con esos roles porque nunca logró tocar el orgullo de sus compañeros ni transmitir la mentalidad ganadora que exige River.

Pero también es cierto que Tuzzio no eligió ese lugar, lo fue heredando con las partidas de Ameli, Gallardo, Mascherano y Ortega. Los dirigentes no eran ajenos al desempeño del central en el grupo, pero nunca tomaron medidas para modificar la situación, como por ejemplo incorporar refuerzos que puedan asumir el liderazgo y emanar respeto y personalidad. Además, el central nunca trabajó para unir al grupo. Al contrario, lo separaba: ninguneaba a los pibes y renegaba por el trato preferencial que recibía Ortega (de la gente, de los dirigentes y de los técnicos). Ahora los directivos le bajaron el pulgar, pero ¿es la solución? El mismo Tuzzio que salió último ganó dos títulos (Clausura 04 y 08), jugó dos semifinales de Copa y una final de Sudamericana... Mucho más que la mayoría de este equipo.

El otro apuntado para limpiar era Ahumada, por su conflicto con los hinchas y porque su pelea por el contrato causó heridas en los dirigentes. Pero en este caso no hubo anuncio oficial. En realidad, River está intentando incluirlo en alguna negociación abocada a los refuerzos, pero la mano viene complicada. Y lo mismo pasa con Archubi y Rosales. Los otros que pueden irse (Ponzio, Ojeda, Buonanotte, Falcao, Augusto), responden a otro tipo de limpieza: la económica. El costo futbolístico del último puesto parece que sólo será pagado por Tuzzio. Y el plantel será casi el mismo. Al final, se escondería la basura debajo de la alfombra.

Comentá la nota