RIVER / PIPO, CONDUCCIONDiez hay uno solo

Gorosito piensa en un equipo que se apoye en la mentalidad ganadora de Ortega, dio a entender que no necesita a Gallardo y acepta una transferencia de Buonanotte
Ahora sí Néstor Raúl Gorosito es el nuevo técnico de River. Si bien ya estaba confirmado, recién ayer asumió públicamente en su cargo y empezó a demostrar su proyecto futbolístico. Pipo tiene muchas cosas claras, pero la principal es que su equipo se apoyará en la mentalidad ganadora de Ariel Ortega. El entrenador reconoce en el Burrito la identidad riverplatense que se perdió en este torneo y la capacidad de conducción. Por eso, no se le movió ni un rulo cuando los dirigentes le ofrecieron a Gallardo y tampoco se despeinó con la posibilidad de perder a Buonanotte. "Es difícil desprenderse de él porque fue determinante en el campeonato, pero existe la posibilidad de que River negocie a Diego o a Falcao, a uno de los dos, porque el club necesita hacer una transferencia", explicó el técnico.

Así, Gorosito le guarda la 10 planchadita al jujeño. "Marcelo es muy buen jugador pero, como dije, necesitamos otros jugadores, en otra posición. ¿Por qué el no a Gallardo? A pesar de que Pipo dijo ayer en radio Del Plata que "podría venir para la Copa", el técnico considera que no puede tener al Muñeco y a Ortega juntos en el plantel, porque ambos están lejos de su condición física ideal y porque rara vez podrían compartir el campo de juego. Además, es obvio que ni Gallardo ni el Burrito se bancan ser suplentes.

La situación de Buonanotte es diferente. Gorosito no lo considera conductor sino delantero. Y adelante, si se va el Enano, el DT se quedaría con Falcao, Rosales, Abreu, Salcedo, Ríos y Bou.

En principio, Pipo tiene en su cabeza utilizar un sistema táctico con una línea de cuatro en defensa, un solo 5 y dos volantes externos, un conductor y dos puntas. Por el momento, Ortega sería el enganche, aunque parado bien adelante. "Ariel puede cumplir la función de organizador como también la de delantero, sin tanta obligación de volver para atrás, así tiene fuerza para atacar. En estos momentos yo lo veo más para los últimos metros de la cancha, donde puede aprovechar su habilidad, sin tanto recorrido", explicó Gorosito.

Por eso, Pipo no descarta acompañar al Burrito, pero únicamente si se trata de un jugador top y con mucha vida útil aún. "Uno siempre tiene ilusiones. Me gustan Insúa, Romagnoli, Pablito Aimar... Son organizadores naturales, pero uno conoce las realidades del fútbol argentino y es muy difícil que vengan acá", reconoció. Claro que, consciente de la situación, apuesta por Ortega.

La decisión encuadra riesgos. De hecho, Simeone le dio la misma responsabilidad al Burrito (hasta la cinta de capitán) y la historia terminó mal por los problemas personales del ídolo. "Hablaremos con él y con el grupo. Ser claros, no mentir y tratar de ayudar en todo. No lo tuve como jugador, pero tenemos una muy buena relación por haber sido compañeros y porque estuvo entrenándose con nosotros en Chicago. De esa forma se aceptan cosas o no se aceptan, pero siempre con la verdad", dijo Pipo. Si se lee entre líneas, el ídolo tendrá algunas concesiones.

Gorosito no quiere repetir el error del Cholo de prescindir del Burrito. Para el nuevo DT, Ortega será el símbolo. La 10 de River no tiene otro dueño.

Comentá la nota