RIVER: UNA HISTORIA QUE HOY CUMPLE CIEN AÑOS - Ascendió y logró quedarse en Primera para siempre

Le ganó a Racing 7-0 en el partido final y desde allí en adelante no descendió nunca más.
En los tiempos fundacionales del fútbol argentino, hubo un equipo de River que el paso del tiempo se encargó de revalorizar su conquista. Hace exactamente 100 años, un 27 de diciembre de 1908, River ganaba el ascenso a Primera. En la histórica final, jugada en cancha de Palermo, River goleó 7 a 0 a Racing. A partir de 1909 comenzó a jugar en Primera. Nunca jugó en otra categoría y sólo ocho clubes en el mundo tienen más continuidad que River en Primera (ver aparte). Paradójicamente, en el mes del centenario del ascenso, River ocupó el último puesto en un torneo por primera vez en la era profesional y por segunda vez en su historia (la anterior había sido en 1912).

River se afilió a la Argentine Football Association (AFA), en 1905, en Tercera Liga. Dos años después, en 1907, jugó y perdió la final por el ascenso con Nacional (el equipo de los empleados de la tienda Gath & Chaves). Justamente la desafiliación de este equipo durante la temporada de 1908, será la clave del éxito de River. Así lo demuestra una reciente investigación realizada por Patricio Nogueira, Osvaldo Gorgazzi y Ricardo Mase, socios del Centro para la Investigación de la Historia del Fútbol (CIHF), detalla en forma exhaustiva el año futbolístico y el contexto histórico y la génesis del equipo, que culminó con el ascenso. Luego de ganar los primeros cuatro partidos del torneo, se incorporaron los jugadores de Nacional, equipo que jugaba en Primera y fue desafiliado de la AFA porque no tenía en condiciones su cancha, ubicada en el Parque Olivera. En el informe, los integrantes del CIHF destacan la figura de Enrique Salvarezza, quien siguió de cerca el caso Nacional y, gracias a sus inteligentes manejos en los aspectos legales, River pudo reforzarse con varios jugadores de Nacional, sin sufrir ninguna sanción o protesta, dos días después de decretada la baja del equipo de Floresta.

River ganó su zona, a dos puntos de Atlanta y en semifinales goleó a Ferro 5 a 1. En la otra serie, Racing venció a Boca 1-0, y así se evitó una final entre los todavía vecinos del La Boca, futuros rivales superclásicos.

El primer partido decisivo se jugó el 13 de diciembre en la cancha de GEBA. River perdía 1-0 y lo ganó 2-1 en tiempo suplementario. Ante cada gol, el público invadía el campo de juego. Racing protestó el partido. Por eso la AFA, a través del informe del árbitro y los reglamentos de la época, anuló el encuentro y decidió que se juegue de nuevo. El 27 de diciembre, River formó con Luraschi; Chiappe y Politano; Messina, Morroni y Chagneaud; A. García, Griffero, Abaca Gómez, Elías Fernández y Priano. Goleó 7-0 a Racing, con goles de Griffero (2), Chiappe (2), Abaca Gómez, Politano y Vigil e/c.

Para festejar el título, dirigentes y jugadores se reunieron, los primeros días de enero, en una quinta de Banfield perteneciente al señor Barbera. Sabían que habían hecho historia.

Comentá la nota