RIVER - Le gusta el Txiki Txiki...

Beguiristain, secretario técnico del Barcelona, pasó por Núñez y cerró un acuerdo para cederle a River un chaval del Barsa argentino: "Es bueno trabajar juntos".
A diferencia de la tendencia de la mayoría de los clubes europeos, el Barcelona no se lleva jugadores de la Argentina: los aporta. Al menos, eso sucederá en Núñez en el marco de un acuerdo cerrado ayer en el Monumental entre directivos de River y Txiki Beguiristain, el secretario técnico blaugrana. ¿Qué acordaron? En adelante, serán socios en el pase de un prometedor marcador central surgido en el proyecto de formación de talentos que tiene el Barcelona en las instalaciones del Cefar. Y quedó abierta la puerta para realizar pruebas en Cataluña de chicos que cuando crezcan tengan futuro europeo.

Acompañado por José Alexanco, Albert Benaiges y Albert Perrín, Jefe de Fútbol Base, Coordinador de Inferiores y Director de Relaciones Institucionales, Beguiristain asistió al Cefar a ver los amistosos que disputaron las categorías 96, 97, 98 y 99 contra los chicos del FC Barcelona Juniors Luján (la figura legal del Barsa en la Argentina). Y tras disfrutar del talento de los chicos, los enviados catalanes se fueron a Núñez a cerrar un convenio por el que River sumará a sus Inferiores al pequeño Sebastián Hernández. ¿Quién es? Un stopper nacido en 1995 cuyo pase, desde ahora, será un 60% de River (sin poner ni un peso) y un 40% quedará en poder del Barcelona. "Estamos comunicados con River y otros equipos importantes que se empiezan a fijar en chavales y que quieren continuar el desarrollo de ellos. Eso es bueno, porque se quedan aquí, con su gente, en su país. Prestigia jugar contra River y creo que nuestro modelo es único. No pretendemos competir con los grandes de la Argentina sino trabajar en conjunto", le dijo Txiki a Olé. Además de River, rubricará convenios con Boca, Racing, San Lorenzo, Lanús, Vélez y Huracán.

Durante el último año, representantes e intermediarios le ofrecieron al Barsa 17 jugadores habituales de las selecciones juveniles de Argentina mediante el recurso de la patria potestad. Pero los catalanes no sólo rechazaron las propuestas, sino que profundizaron el aporte de talentos. Y River, en este sentido, abrió las puertas para rejuvenecer una relación con un peso pesado europeo.

Comentá la nota