River, una despedida con saldo negativo en diferentes rubros.

COPA LIBERTADORES / RIVER - U. SAN MARTIN: Las consecuencias económicas que provocará la eliminación; hoy, ante Universidad de San Martín de Porres.
A pérdida. Por donde se lo miré, las cuentas en River están con saldo negativo. La Libertadores acumuló frustraciones por partida doble: en lo futbolístico, porque el equipo nunca rindió y se marchó con pesadumbre; en lo económico, porque el presupuesto estipulaba que los millonarios jugarían las semifinales. El juego y las finanzas desafinan en Núñez: los ingresos que no se generarán, la depreciación de los jugadores, los mercados que podrían cerrarse por la flojísima actuación, son rubros delicados de una triste despedida.

En tiempos de crisis global, el dinero que aporta la Conmebol, por los derechos de televisión, auxilia a las debilitadas arcas de los equipos argentinos. Por integrar el grupo, en Núñez embolsaron 420.000 dólares. Pero, según los cálculos que realizaron los dirigentes cuando se aprobó el último presupuesto, en el camino quedaron otros US$ 610.000 que hubieran conseguido si llegaban a las semifinales. Y los números crecían a 2.130.000 dólares, si los millonarios rompían con los 12 años sin levantar la copa. Casi que bucear sobre esa posibilidad, las del título, hoy suena como revolver una herida. Más inoportuno aún, entonces, sería calcular las ganancias que hubiesen llegado por participar en el Mundial de Clubes.

El dinero no se recupera, como tampoco el prestigio perdido. El patrimonio se desvaloriza, el precio de venta de los futbolistas decrece y, para solventar la diferencia al momento del balance, River tendrá que desprenderse de algún jugador para equilibrar los números. Una maniobra usual en los últimos tiempos, después que lo deportivo provoca mayores brechas en lo económico.

River es una marca, aunque es el contenido el que cotiza. La actualidad no se ofrece benigna, y las propuestas para jugar en el exterior, durante el receso, pueden hasta desaparecer. Se especulaba con giras por Oceanía, Europa o América Central, aunque nada está firmado.

Esta noche, en el Monumental, frente a Universidad de San Martín de Porres, de Perú, River se despedirá de la Copa. Sólo estarán habilitadas las plateas medias y bajas de las tribunas San Martín, Belgrano y Sívori. Una medida para acotar costos, aunque el balance ya sea negativo.

4 años lleva River sin acceder a las semifinales, la instancia que los dirigentes toman para armar el presupuesto.

Comentá la nota