Rivara en Chivilcoy habló de Solá, Cobos y Franetovich

El ex ministro de Asuntos Agrarios -y de Seguridad- de la Provincia de Buenos Aires, diputado Nacional electo, Raúl Rivara, participó el viernes de la cena que organizó UniónPro, junto a aquellos que colaboraron en las elecciones del 28 de junio. Rivara dijo que trabaja en el armado político de Felipe Solá en la provincia y a nivel nacional, y resaltó el diálogo con otros sectores políticos.

En el encuentro, de unas 100 personas, estuvieron también Pablo Chvidia, y Sebastián García, un chivilcoyano que desde hace unos años trabaja junto a Felipe Solá.

Fabio Britos, concejal electo -y uno de los anfitriones- resaltó que el objetivo de la cena fue reencontrarse con aquellos que trabajaron para la elección, y comenzar a delinear la actividad política.

Rivara dialogó con La Campaña y consignó que se encuentra trabajando junto a Felipe Solá en el armado de la aglutinación del peronismo no kirchnerista.

Al referirse a su futura labor legislativa, indicó que será "una consecuencia con la trayectoria que he tenido, con los postulados que defiende lo que se ha dado en llamar el peronismo disidente, que en realidad es disidente con el kirchnerismo, pero no es disiente del peronismo en sí; al contrario, nosotros nos reconocemos como la esencia del peronismo; y pretendemos recuperar para nuestro sector las banderas que han sido caras al sentimiento peronista, y olvidadas por este Gobierno nacional, por ejemplo lo que tiene que ver con el combate a la pobreza, una bandera que este gobierno arrió, y que nosotros pretendemos sea el eje fundamental de nuestra labor parlamentaria".

-¿Que opina de la designación de Julián Domínguez como ministro de Agricultura de la Nación?

-No me sorprende, porque en la medida que Florencio Randazzo tenga ingerencias en el gobierno nacional es lógico que recomiende a sus aliados.

En realidad el gobierno tomó la decisión de privilegiar para los cargos públicos a sus amigos. No quieren pasar los papelones que le tocaron pasar a Scioli con el caso Emilio Monzó. Para evitar eso, lo primero que se pide a un futuro funcionario es fidelidad kirchnerista. Eventualmente, pero muy eventualmente, si tiene idoneidad para el cargo es mejor, pero lo primero es fidelidad.

-¿Tendría a Julio Cobos en su sector?

-Sí, por supuesto. Incluso el mismo Kirchner lo tuvo a su lado. Lo malo es que lo haya tenido sólo por marketing electoral. Si lo tenés al lado, bancateló… Yo lo tendría a Cobos, y me lo bancaría.

Si algo ha tenido de positivo esta gestión kirchnerista es hacer ver a otro argentino como alguien con quien uno puede llegar a consensos.

Hoy todo el arco opositor mantiene conversaciones. Hace pocos días he sido testigo del diálogo de Solá con el diputado Oscar Aguad (UCR).

No veo que no se pueda construir con gente que no sea del peronismo.

-¿Qué opina de la designación de Ariel Franetovich como ministro de Asuntos Agrarios, un cargo que supo ocupar usted?

-Estoy muy ofendido con el ex intendente de Chivilcoy porque he visto la tapa de una revista platense, donde dice, muy suelto de cuerpo: "a lo mejor en tres meses soy ingeniero agrónomo". Yo soy ingeniero agrónomo y no me recibí en tres meses.

Si Franetovich se recibe en tres meses de ingeniero agrónomo, yo le prometo que en 45 minutos me recibo de abogado, y en una hora y media soy Juez de Paz.

Comentá la nota