En Rivadavia reclaman que los declaren en emergencia

En Rivadavia reclaman que los declaren en emergencia
Dicen que la Provincia no ayuda y comparan la situación con lo que logró San Juan.
"La situación para muchos productores de Rivadavia es crítica. Esa gente perdió su producción y necesita ayuda del gobierno para seguir pagando el sueldos de sus empleados; si no la consigue, en marzo vamos a perder cientos de fuentes laborales", señaló el intendente Gerardo del Río, al hacer una síntesis del panorama luego de las tormentas que a fin de año "se llevaron un tercio de la producción de uvas".

Así, y mientras Rivadavia insiste en que necesita herramientas económicas que permitan a más de 150 productores mantener sus fincas y obreros (quieren créditos a tasa cero y subsidios para pagar la mitad de los sueldos), la comuna inició gestiones para que el departamento sea declarado en emergencia nacional, tal como ya ocurre en San Juan .

"Acá tenemos pérdidas superiores al 50% en más de 4.000 hectáreas de viña. Eso es mucho; significa un millón de quintales menos o sea un tercio de la producción de todo el departamento y lo único que hemos recibido de la provincia es algo de dinero para sulfato de cobre", explicó Enrique León, presidente del Concejo Deliberante y miembro del comité de crisis que se formó en diciembre y siguió: "Gracias a la rápida gestión de sus gobernantes, San Juan ya está entre las provincias castigadas por el clima que recibirán prórrogas en impuestos, pero acá seguimos esperando".

Hay que recordar que el 25 de noviembre y el 12 de diciembre, Rivadavia sufrió grandes tormentas de granizo que cayeron sobre buena parte del departamento, pero que se ensañaron especialmente con los distritos de El Mirador y La Central. "Estamos hablando de unos 70 millones de pesos"", agregó el intendente.

Con este panorama, a mediados de diciembre se formó un comité de crisis, integrado por productores y funcionarios municipales.

"El 8 de enero nos reunimos con el Gobierno provincial para pedirle 3 millones de pesos para pagar, durante un año, la mitad del sueldo a unos 600 obreros rurales (el resto del salario lo pondría el productor); un crédito del Fondo para la Transformación a tasa cero, con dos años de gracia y cinco de plazo para capital de trabajo y, finalmente, $ 250.000 para la compra de agroquímicos destinados a los viñedos afectados", enumeró León y completó: "Sólo nos llegó el agroquímico; del resto no tuvimos ninguna respuesta".

Aldo Comeglio es productor de La Central y tiene dos fincas que completan unas cien hectáreas. "La piedra me llevó todo y tengo diez empleados a los que no sé qué trabajo darles porque ya no hay nada que hacer. Lo único que yo puedo garantizarle a mi gente son quince días de pago al mes, pero con eso no vive nadie; es por eso que pedimos al Gobierno que nos ayude con $ 500 por empleado".

La Nación brinda subsidios de $ 200 por empleado y los productores dicen que es insuficiente.

"Acá hay productores que quieren ir a la Casa de Gobierno a reclamar y otros piensan en tomar la comuna. Por ahora estamos haciendo esto en forma pacífica, pero no queremos que nos tomen por buenudos".

Comentá la nota