Riquelme, la gran duda para jugar con Defensor

Riquelme, la gran duda para jugar con Defensor
Aunque Boca levantó su nivel ante Táchira y hasta goleó, su funcionamiento colectivo no convenció. Por eso, pensando en lo que se viene en la Libertadores, hay un interrogante crucial: ¿cómo está hoy Riquelme y cómo estará el jueves para visitar a Defensor en Montevideo? Lo seguro hoy por hoy es que no llegará en plenitud. Es más, nadie se atreve a garantizar en este momento que Román será titular en el choque de ida y, desde el cuerpo técnico, se insinuó ayer que a lo mejor jugaría sólo un tiempo.

Aunque Boca levantó su nivel ante Táchira y hasta goleó, su funcionamiento colectivo no convenció. Por eso, pensando en lo que se viene en la Libertadores, hay un interrogante crucial: ¿cómo está hoy Riquelme y cómo estará el jueves para visitar a Defensor en Montevideo? Lo seguro hoy por hoy es que no llegará en plenitud. Es más, nadie se atreve a garantizar en este momento que Román será titular en el choque de ida y, desde el cuerpo técnico, se insinuó ayer que a lo mejor jugaría sólo un tiempo.

Ayer Riquelme llegó con dolor a Casa Amarilla. Y a los médicos no les extrañó: el día anterior, el jueves, había exigido su pie derecho (ahí padece una fascitis plantar) con saltos y piques que pesan en especial en la zona afectada. Era normal que al 10 ayer le doliera.

De todos modos, lo que más preocupa es la falta de ritmo futbolístico porque la última vez que jugó Riquelme fue el 9 de abril, contra Guaraní en la Bombonera. De ahí en más, la mayoría de los días, directamente casi no se entrenó por el dolor en el pie. Por esa razón, en Boca aseguran que si viaja a Uruguay no completará el partido. Habría que definir si juega de arranque o se sienta en el banco.

Riquelme, por supuesto, no se concentró para el partido con Banfield. Un choque en el cual Boca sólo contaría con un referente de campo (Palermo, si Ischia lo pone) y con otro en el arco (Abbondanzieri, quien como el 9 también pidió jugar mañana). El DT reserva para la Copa a Ibarra, Morel (lumbalgia), Vargas, Battaglia (leve esguince de tobillo derecho) y Palacio. Mientras tanto, Cáceres evoluciona de su lesión muscular.

Habrá entonces ante Banfield otra vez un Boca bien suplente. Aunque Carlos Ischia no la confirmó, una formación posible para mañana sería: Abbondanzieri; Barroso, Sauro, Roncaglia o Forlín, Krupoviesa; Chávez, Alvaro González, Damián Díaz; Gracián; Mouche y Palermo o Viatri.

Comentá la nota