Ríos se sumó al documento a favor del proyecto que beneficia a la industria fueguina

La Mandataria rubricó un documento donde se fija la postura fueguina respecto a los alcances del proyecto de ley de beneficios impositivos a la industria, y que fuera elaborado la semana pasada en el encuentro que mantuvieron en Buenos Aires representantes de distintos sectores políticos, empresariales y del gremio metalúrgico.
El documento está dirigido al presidente del bloque de Senadores Nacionales del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto, y contará además con la adhesión de intendentes; legisladores provinciales y nacionales por Tierra del Fuego; la Unión Obrera Metalúrgica Nacional y la Asociación de Fabricantes Argentinos de Terminales Electrónicas (Afarte).

Con vistas al debate que esta semana se retomará sobre el proyecto en la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Senadores, el escrito ratifica la posición de los representantes fueguinos del ámbito político, empresarial y gremial sobre la iniciativa que impulsa el Gobierno nacional y que propone modificaciones sobre la situación tributaria de los bienes electrónicos producidos en Tierra del Fuego.

"Nos parece fundamental destacar que el eje central del proyecto en cuestión es promover el desarrollo del polo productivo de Tierra del Fuego, mediante la creación de condiciones que permitan fabricar nuevas líneas de productos, aumentar las fuentes de trabajo, propiciar inversiones productivas y avanzar en un esquema tributario alineado con el vigente en Manaos", remarca parte del texto.

Puntualiza además que "la electrónica de consumo se produce en muy pocos lugares del mundo (Manaos, Maquila mexicana y zonas especiales Chinas) y bajo modalidades de incentivos similares o superiores a las de Tierra del Fuego. En el caso argentino, sólo se fabrica en Tierra del Fuego bajo normas y procedimientos internacionales".

El documento menciona también que "las circunstancias de la sesión del Senado del pasado jueves (suspendida por falta de quórum) fueron aprovechadas por los sectores importadores, que pretendiendo distorsionar el sentido de una modificación aprobada en la Cámara de Diputados, insisten en obstruir la totalidad del proyecto. Al sólo efecto de aportar elementos de juicio objetivos al Sr. Senador, advertimos que la industria fueguina produce desde hace años acondicionadores de aire de la capacidad de 6 toneladas de frío y que tiene varias empresas en condiciones de abastecer ese tipo de productos".

"En este sentido queremos ser claros, ya que en algunos medios se ha mencionado la palabra "monopolio". Al respecto manifiesto que además de la empresa BGH que fabrica desde hace 25 años estos productos, están en condiciones técnicas de producirlos otras empresas fueguinas como Interclima; New San y Radio Victoria. Más aún, precisamente en el mercado de los equipos denominados "centrales" la presencia de la importación alcanza cerca del 85% del total, con lo que la posibilidad de sustitución de importaciones es muy importante. En realidad quien tiene el monopolio del segmento es la importación", aclara la nota.

Asimismo, se hace hincapié que desde los sectores involucrados en pos de lograr la sanción de este proyecto "no es nuestra intención perjudicar a la industria nacional radicada fuera de la Provincia de Tierra del Fuego, que además fabrica bienes diferentes de los producidos en esa provincia, destinados a clientes distintos a los que apunta la industria fueguina", indicando que "el segmento de mercado de los equipos de aire acondicionado de más de 6.000 frigorías alcanzó el año 2008 unas 23.000 unidades, cuando la totalidad de equipos de aire acondicionado para el mismo periodo superó 1.600.000 unidades".

"Desafortunadamente diversos medios de comunicación instalaron un escenario sembrado de sospechas, lo que aporta una peligrosa incertidumbre a un proyecto vital para la Provincia y sus trabajadores" agrega el escrito, en el que se considera que "esto fue hábilmente aprovechado por los sectores importadores que quieren ver fracasar la totalidad de una iniciativa que permitirá sustituir trabajo importado por trabajo argentino".

Reivindicando el texto girado desde Diputados al Senado "en cuanto alienta la producción, la inversión y la ocupación en Tierra del Fuego y sustituye importaciones, en pos de evitar controversias y lograr un consenso, una eventual sanción de la ley con el límite de 6.000 frigorías mantendría lo sustancial del objetivo buscado. La puesta en marcha de nuevos proyectos e inversiones está en función de la sanción de la ley, por lo que confiamos que el criterio del Sr. Senador estará orientado a impulsar el trabajo argentino y la sustitución de importaciones", concluye el documento.

Comentá la nota