Los ríos serranos no tienen agua y los pueblos toman previsiones

Los cauces de Alpa Corral, Achiras y Santa Rosa se han reducido notablemente, pero el suministro de líquido a los pobladores está asegurado. No obstante, piden a los habitantes que regulen el consumo

La se­quía que afec­ta a to­da la pro­vin­cia se ve re­fle­ja­da en los ríos se­rra­nos que en su ma­yo­ría se en­cuen­tran con sus cur­sos re­du­ci­dos a pe­que­ños hi­los de agua, y los le­chos se cu­bren de al­gas y hu­mus.

Aun­que el ser­vi­cio de agua a los ho­ga­res no se ve re­sen­ti­do has­ta el mo­men­to, des­de las coo­pe­ra­ti­vas y mu­ni­ci­pios se so­li­ci­tó a los po­bla­do­res que evi­ten rie­gos y ra­cio­nen el con­su­mo.

A di­fe­ren­cia de lo que ocu­rre en po­bla­cio­nes que se abas­te­cen de los la­gos, en es­ta zo­na los ríos aún pro­veen de lí­qui­do.

Tan­to en Al­pa Co­rral co­mo en Achi­ras, los ríos son los que apor­tan el vi­tal lí­qui­do a los ha­bi­tan­tes y la ba­jan­te que és­tos mues­tran po­drían pro­vo­car una re­duc­ción del su­mi­nis­tro a las re­des do­mi­ci­lia­rias.

"Por el mo­men­to no hay pro­ble­mas, pe­ro ya he­mos co­men­za­do a to­mar al­gu­nas pre­vi­sio­nes pa­ra evi­tar que en los pró­xi­mos días se ma­ni­fies­ten", se­ña­ló el se­cre­ta­rio de Go­bier­no de Al­pa Co­rral, Ga­briel In­to­rre.

Por ello, ayer des­de la in­ten­den­cia se lan­zó una cam­pa­ña a tra­vés de la ra­dio lo­cal so­li­ci­tan­do a los ve­ci­nos ha­cer un con­su­mo ra­cio­nal del lí­qui­do, in­for­man­do ade­más que el rie­go de ca­lles res­pon­de­rá a un sis­tema de emer­gen­cia. Es­to es que só­lo se pres­ta­rá el ser­vi­cio en cua­tro fre­cuen­cias dia­rias y prio­ri­zan­do las ca­lles cen­tra­les de la vi­lla co­mo lo es la cos­ta­ne­ra.

Ca­be des­ta­car que la­ to­ma de lí­qui­do que lle­ga por red a los ho­ga­res al­pa­co­rra­len­ses se en­cuen­tra en el río, y és­te mues­tra una im­por­tan­te ba­jan­te.

En tan­to, en Achi­ras el pro­ble­ma es si­mi­lar. El in­ten­den­te Elio Pof­fo di­jo que por el cau­ce del río só­lo co­rren pe­que­ños hi­los de agua y se te­me que en los pró­xi­mos días ya no lle­gue a la zo­na del bal­nea­rio. "Es muy po­­co el cau­dal que trae nues­tro río, es­tán ba­jan­do los ni­ve­les de las pi­le­ta del bal­nea­rio y pue­de ocu­rrir que se que­den sin agua, co­mo ocu­rrió en otras opor­tu­ni­da­des", se­ña­ló el man­da­ta­rio mu­ni­ci­pal.

Por ese mo­ti­vo y aten­dien­do a que de no ocu­rrir llu­vias co­pio­sas po­drían sur­gir pro­ble­mas, es que se ha dis­pues­to des­de el mu­ni­ci­pio ha­cer una re­duc­ción de rie­gos en ca­lles y so­li­ci­tar tam­bién a los ha­bi­tan­tes la co­la­bo­ra­ción. "Pe­di­mos que no mal­gas­te el agua, que la uti­li­ce co­rrec­ta­men­te, por que de lo con­tra­rio po­de­mos te­ner in­con­ve­nien­tes".

En Achi­ras el ser­vi­cio de agua lo pres­ta la Coo­pe­ra­ti­va Eléc­tri­ca, que cuen­ta con dos to­mas, una ubi­ca­da en Ce­rri­to Blan­co y otro en el arro­yo Los Co­qui­tos, que has­ta el mo­men­to es­tán apor­tan­do el lí­qui­do su­fi­cien­te.

No obs­tan­te, en es­ta vi­lla se­rra­na tam­bién cuen­tan con la al­ter­na­ti­va de utilizar un acue­duc­to cons­trui­do ha­ce po­co tiem­po y que es­tá co­nec­ta­do a la pre­sa Achi­ras. "En ca­so de una emer­gen­cia se abre el acue­duc­to y lle­ga el agua al tan­que po­ta­bi­li­za­dor, así que te­ne­mos ase­gu­ra­do el ser­vi­cio pa­ra el pue­blo", di­jo Pof­fo.

En es­ta lo­cali­dad el pa­no­ra­ma del río es de­so­la­dor, ya que no hay ca­si agua, y el mus­go va ga­nan­do es­pa­cio so­bre la es­ca­sa agua es­tan­ca­da.

En Ca­la­mu­chi­ta

Vi­lla Ge­ne­ral Bel­gra­no y San­ta Ro­sa han crea­do sis­te­mas al­ter­na­ti­vos pa­ra afrontar se­quías o gran­des de­man­das.

En la pri­me­ra de las lo­ca­li­da­des el agua po­ta­ble se ob­tie­ne del río Los Rear­tes, que en es­te mo­men­to es­tá muy ba­jo y con gran can­ti­dad de al­gas ver­des, pe­ro a pe­sar de es­ta si­tua­ción el pre­si­den­te de la Coo­pe­ra­ti­va de Aguas Co­rrien­tes, San­tia­go Ro­me­ro, ex­pli­có a PUN­TAL que por aho­ra no hay in­con­ve­nien­tes por­que la lo­ca­li­dad po­see cis­ter­nas en otros pun­tos del pue­blo que pue­den cu­brir la de­man­da.

En es­te mo­men­to, de­bi­do a las al­tas tem­pe­ra­tu­ras hay un al­to ni­vel de con­su­mo do­mi­ci­lia­rio, por ello re­co­mien­dan mo­de­ra­ción y la uti­li­za­ción del re­cur­so só­lo pa­ra aque­llas ac­ti­vi­da­des im­pres­cin­di­bles.

En el ca­so de San­ta Ro­sa de Ca­la­mu­chi­ta, el pai­sa­je del río con muy po­ca agua y lle­no de al­gas es de­so­la­dor, pe­ro des­de la Coo­pe­ra­ti­va de Ser­vi­cios han ma­ni­fes­ta­do que la obra del azud rea­li­za­da ha­ce dos años pro­por­cio­na tran­qui­li­dad en la to­ma de agua pa­ra abas­te­cer a la localidad, por lo que el ser­vi­cio es­tá ga­ran­ti­za­do, aun­que es ne­ce­sa­rio que la co­mu­ni­dad no de­rro­che el re­cur­so.

En el ca­so de Vi­lla Ru­mi­pal y Vi­lla del Di­que, que se abas­te­cen del Em­bal­se de Río Ter­ce­ro, no ha ha­bi­do gran­des in­con­ve­nien­tes en el su­mi­nis­tro de agua, pe­ro la preo­cu­pa­ción es­tá ins­ta­la­da por el ba­jo ni­vel del la­go en es­ta épo­ca del año.

Comentá la nota