Ríos reconoció que "si hay cambios que se deben hacer, se harán rápidamente".

Una vez conocida la dura derrota electoral del oficialismo, la gobernadora Fabiana Ríos dialogó con Actualidad TDF y consideró, "es una derrota que duele, que complica y obliga a una mirada crítica de la gestión", en relación al quinto puesto obtenido.
Ríos dijo que el martes se llevará a cabo una reunión de gabinete donde se analizarán los cambios a adoptar entre "nombres" y "en algunas políticas". Asimismo prometió una reunión con la oposición.

La mandataria llegó cerca de la medianoche al local del ARI, acompañada del ministro de Gobierno Guillermo Aramburu y el concejal Gustavo Longhi, donde se analizó la dura derrota electoral junto a la candidata Marisa Montero.

Ríos ante todo quiso llevar a cabo un reconocimiento, "y enorme felicitación a la diputada Bertone como representante de Tierra del Fuego por tercera vez en su acompañamiento al modelo nacional y a la Dra. Fadul como representante político de peso en la provincia que ha tenido desplazando a nuestro candidato del Proyecto Progresista", para luego comenzar a desglosar una crítica honesta.

"Es una derrota que duele, que complica y obliga a una mirada crítica de la gestión", dijo primeramente, para agregar, "la gestión continúa con un fuerte llamado de atención por parte de la comunidad que pide un cambio de rumbo, con algunos cambios en el gabinete y en algunas políticas que son claves para nosotros y que tienen que ver con políticas de crecimiento y de la cual por falta de recursos propios no hemos podido salir".

En cuanto a las consecuencias de este resultado electoral, la primer caja de resonancia será el gabinete provincial, reconoció la mandataria, "en principio si hay una lectura crítica de la gestión y de los ritmos de la gestión, los ritmos de la gestión tienen responsables y ministerios que tienen nombres, y si hay cambios que se deben hacer se harán rápidamente".

Dentro de este proceso la gobernadora confirmó además que habrá una reunión con la oposición, "todo puede ser, con oposición dura o blanda, tenemos que gobernar una provincia y satisfacer sus expectativas".

Finalmente y en cuanto a las críticas desde el Partido Justicialista, reflexionó, "el Justicialismo está abroquelado provincialmente, pero en una situación nacional cambiante, así que veremos como se define el mapa de las elecciones en todo el país y en función de eso evaluar como sigue todo, por que somos una isla solo geográficamente".

Comentá la nota