Ríos reclamó responsabilidad a la dirigencia de ATE y SUTEF.

Fue ante las amenazas de medidas de fuerza por una recomposición salarial que llevan adelante ambos gremios. La Gobernadora dijo que «si no paramos en algún lugar la demanda y ponemos en primer lugar la prestación de servicios, lo que estamos construyendo es un enojo colectivo».
RIO GRANDE.- Frente al renovado reclamo por una nueva recomposición salarial desde los gremios con representación dentro de la administración pública provincia, la gobernadora, Fabiana Ríos, reclamó «responsabilidad» a las dirigencias de ATE y el SUTEF, considerando que «si no paramos en algún lugar la demanda y ponemos en primer lugar la prestación de servicios, lo que estamos construyendo es un enojo colectivo».

«Este año, además de ser electoral, es de profunda crisis», advirtió la titular del Ejecutivo provincial, quien remarcó por tanto que «esto nos exige a todos una tremenda responsabilidad. A los sindicatos, a la Gobernadora, a los intendentes, legisladores, senadores, medios de comunicación, concejales, y a todos los actores sociales que debemos poner un poco de paz cuando todo lo que está a nuestro alrededor empieza a moverse de una manera complicada».

Tras anotar que «la mayor parte de los conflictos tienen que ver con la demanda de recursos que están en caída», la Mandataria fueguina observó que «si nadie quiere pagar los impuestos y la coparticipación cae, sumado a que la producción de los pozos está en caída y sobre los que existen off-shore no tenemos regalías», entonces «se hace necesario parar en algún lugar la demanda y poner en primer lugar la prestación de servicios» porque, de lo contrario «lo que estamos construyendo es un enojo colectivo, y uno no le encuentra salida».

«Hay una mayor demanda de seguridad, porque la población crece», avanzó, para agregar que «la demanda de salud también crece, al igual que de Educación», y remarcar que «todo esto se hace con dinero».

La Gobernadora consideró que «con los recursos que se tiene deben priorizarse las acciones tendiente a satisfacer las demandas de los que más necesitan, fundamentalmente; porque es la razón de ser del Estado».

Ríos pidió entonces que «prioricemos lo social y comunitario por sobre las aspiraciones» sectoriales, insistiendo en que «este 2009 además de ser electoral es de profunda crisis, y esto nos exige a todos una tremenda responsabilidad».

Comentá la nota