Ríos rechazó propuesta de los trabajadores.

La Gobernadora rechazó de plano la posibilidad de acceder a que se incorpore dentro del convenio del Puerto que el vicepresidente surja por elección de los agentes del ente. “Incorporar una cláusula de esas características significaría creer que el Puerto les pertenece a los trabajadores”, afirmó la mandataria.
La gobernadora Fabiana Ríos llamó a los gremios estatales a actuar con responsabilidad en materia de reclamos salariales en atención a los efectos que la crisis internacional está teniendo en el país y en la provincia.

"Me parece que con leer los diarios o ver los canales de noticias se puede saber que todas las semanas el Gobierno nacional está haciendo anuncios para parar la crisis, pidiendo responsabilidad, seriedad y sentido de realidad, y eso me parece que alcanza para saber dónde uno vive", precisó. Dijo que ante ese panorama "los que gobernamos y los que tenemos trabajo, tenemos una enorme responsabilidad en cuanto a la virulencia en los reclamos y a la asunción de responsabilidades ante la crisis".

A pesar de ello, sostuvo que "los sindicatos tienen que seguir con su tarea de defender los intereses de los trabajadores, por lo que no me parece raro, ni extraño, que reclamen al estado provincial, en su carácter de patronal, mejores condiciones para los trabajadores", pero dejó que a "estas mejores condiciones estamos dispuestos a discutirlas, aunque estas mejores condiciones no impliquen aumento salariales".

Llamó a tener en cuenta que "si se suspende el pago de impuestos las ganancias en algunos sectores vinculados a la actividad del campo (medida ya anunciada por el Gobierno Nacional), que es la que tiene los mayores niveles de contribución, esto va a tener un impacto relevante" en la masa de recursos que se coparticipan a las provincias.

En cuanto a la posibilidad de que el año lectivo comience, tal lo dejaron entrever dirigentes docentes, de manera traumática, dijo que espera que ello no ocurra. "Me parece que hay que ponerse a hablar poniendo en primer lugar a los chicos y la garantía del inicio de clases", señaló. Agregó que dar esa garantía "implica una cantidad de variables que deben ponerse en funcionamiento, algunas que dependen de uno y otras, la mayoría, no dependen de uno, y esto no tiene que ver con que el 2 de marzo haya o no haya paro, o haya o no haya acuerdos, sino con chicos que sientan a la escuela como propia; con padres que sientan que la educación de sus hijos es prioritaria; con un Gobierno que ponga por delante a la educación; con edificios en condiciones; con docentes con ganas de enseñar; con directivos con ganas de comprometerse con la institución, y con un Ministerio dispuesto a discutir".

No a la elección por convenio

En otro orden de cosas, Ríos descartó de plano que su Gobierno acceda a incorporar dentro del convenio colectivo del Puerto que la figura del vicepresidente surja por elección interna de los agentes del ente. "Incorporar una cláusula de esas características dentro del convenio colectivo de trabajo significaría creer que el Puerto le pertenece a los trabajadores, cuestión que de ninguna manera así", aseveró en tono enérgico. Agregó que "en todo caso hay una propiedad relativa de los trabajadores sobre su puesto de trabajo, pero el Puerto es de la comunidad de Tierra del Fuego".

Sostuvo que los funcionarios que representan al Gobierno en la conciliación obligatoria dispuesta por el ministerio de Trabajo "tienen amplias atribuciones para ir resolviendo, punto a punto, lo que tenga que ver con condiciones de higiene y seguridad en el trabajo, pero en lo que tiene que ver con incluir en cláusula convenial que el vicepresidente requiere el acuerdo de los trabajadores, de ninguna manera tiene mi acuerdo".

La Gobernadora dejó en claro que en materia de elección de sus funcionarios, sostiene el pleno uso de las facultades que le confiere la ley de Puertos, como lo han hecho las anteriores gestiones gubernamentales. Como era previsible, esta postura generó una adversa reacción en representantes de los agentes de la Dirección de Puertos. (ver "Una Negativa…")

Contrato sin intervención legislativa

Por otra parte, y en lo que seguramente puede llegar a generar algún tipo de controversia, Ríos interpretó que la intervención legislativa respecto del acuerdo con la empresa Tierra del Fuego Energía y Química ya concluyó. "Esto no tiene más trámite parlamentario, ya que la Legislatura, creo yo, no tiene que aprobar los contratos", sostuvo en declaraciones a Radio Nacional Ushuaia.

Esta apreciación parece ir a contramano con lo que, en su momento, se sostuvo desde el Parlamento fueguino (ver "Los contratos…"). Estimó que para fines de este mes se estaría en condiciones de rubricar el instrumento legal de venta de gas de regalías, y anunció que el Ministro de Economía viajó ayer a Buenos Aires para trabajar sobre la redacción del contrato, que una vez firmado deberá ser sometido al control del Tribunal de Cuentas y de la Fiscalía de Estado.

Comentá la nota