Ríos ratificó la decisión del Ejecutivo de industrializar los recursos naturales

La Gobernadora ratificó que, a pesar del fallo del Superior Tribunal de Justicia (STJ) que anula el convenio con la empresa de capitales chinos «Tierra del Fuego Energía y Química (TDFEyQ)», desde el Gobierno está resuelto políticamente encarar un proceso de industrialización de los recursos naturales fueguinos. «Si no es por la Ley 774 será por la vía constitucional que corresponda», señaló.
RIO GRANDE.- Conocido el fallo del Superior Tribunal de Justicia (STJ), que declaró inconstitucional la Ley 774 en la que se amparaba el convenio con la firma de capitales chinos «Tierra del Fuego Energía y Química», la gobernadora Fabiana Ríos ratificó que desde su gestión existe la decisión política de encarar un proceso de industrialización de los recursos naturales fueguinos.

En ese sentido, la mandataria no dudó en asegurar que «si no es por la Ley 774 tendrá que ser por las vías que reglamentaria y constitucionalmente correspondan», señalando que desde las áreas legales del Gobierno se analizarían los fundamentos del fallo de la Justicia respecto a la Ley 774.

«Esta es una acción de los poderes del Estado que debe ser analizada en función de una decisión clave del Gobierno de la Provincia, que es la industrialización de esos recursos, y si no es por la vía de la Ley 774 tendrá que ser por la vía que reglamentaria y constitucionalmente corresponda. Lo que no se puede volver atrás es en una decisión clave de desarrollo de los recursos naturales de la provincia», afirmó.

La Gobernadora reconoció que si bien el convenio de venta de gas con la empresa TDFEyQ «fue atípico», el fallo del Superior Tribunal no impide que el Gobierno lleve adelante un proceso de industrialización de recursos naturales.

«El fallo es definitivo para el Superior Tribunal de Justicia, pero la resolución política del Estado determinado por el Ejecutivo y la Legislatura provincial, tiene que ver con la industrialización de nuestros recursos», insistió.

En diálogo con FM Aire Libre, Ríos señaló que los 27 millones de dólares depositados por la firma de capitales chinos habían sido orientados a la realización de obras públicas «prioritarias» para la Provincia, entendiendo que ante esta disolución del convenio «no van a poder ser realizadas, así que habrá que refuncionalizar y replantear este objetivo estratégico en los términos que corresponda».

«Los 27 millones de dólares que tenía que cobrar la Provincia por el convenio estaban incluidos en el presupuesto 2010, para obras públicas que debía autorizar la Legislatura, por lo que esto deberá deducirse y las obras no se harán con estos recursos sino que se deberá buscar otros medios de financiamiento», agregó.

Por último, en declaraciones a Fm del Pueblo de esta ciudad, la mandataria sostuvo que desde el Gobierno «vamos a buscarle la vuelta al convenio y si no es éste será otro. Pero queremos que se industrialice la provincia, y no que enviemos nuestros recursos crudos a otras provincias donde sí están industrializadas».

Comentá la nota