Ríos negó alineamiento con los Kirchner y aseveró que es oposición

Dijo que "no soy, no fui, ni seré kirchnerista". Aseveró que la relación institucional tiene por objeto la "resolución de los problemas de gestión". Además, destacó que 2009 se cerró con "saldo positivo".
RÍO GRANDE.- La gobernadora Fabiana Ríos negó ser una aliada de la Casa Rosada y aseveró que la "relación institucional" con el kirchnerismo se da en función de la "resolución de los problemas de gestión". En tanto, evaluó que 2009 "fue un año duro, pero no tanto como 2008", y que pese a los numerosos inconvenientes que afrontó la gestión "termina con un saldo positivo".

Ríos admitió que 2009 "fue complicado, pero concluye con un paso adelante como la sanción de un Presupuesto provincial", y en ese sentido puntualizó que "desde que asumimos en diciembre de 2007 estábamos con presupuesto reconducido y con eliminación de nuestra política tarifaria". En tanto, remarcó que "hoy ya resolvimos esos problemas, adecuamos el impuesto inmobiliario rural, tenemos la posibilidad de endeudarnos para saldar deudas y de financiarnos con nuestro propio banco. Terminamos el año con saldo positivo, lo que es muy importante".

Por otra parte, en cuanto a su relación con la Nación, enfatizó que "no soy, no fui, ni seré kirchnerista", y argumentó que "tengo vinculaciones institucionales con la Presidenta y con sus ministros que tienen que ver con la resolución de problemas de gestión".

Consultada por el matutino porteño Crítica sobre la discusión por las candidaturas presidenciales, la gobernadora opinó que "me parece que es mucho tiempo plantear esta discusión casi dos años antes, son lujos que se pueden dar algunos dirigentes que tienen el espacio y el tiempo para poder hacerlo y es un anuncio prematuro desde todo punto de vista". Y añadió: "Considero que todavía puede correr mucha agua debajo del puente".

Ríos confirmó además que no mantiene diálogo con Elisa Carrió, pese a lo cual "guardo y guardaré siempre el mayor de los cariños y respetos".

Indicó al respecto que "en términos políticos ella (por Carrió) ha decidido una construcción que no ha decidido mi partido ni mi distrito, por eso hay un distanciamiento político".

Por último, la gobernadora sentenció que "si hoy no hablo con Carrió no es por falta de tiempo, sino porque ella ha decidido un camino político que va en un sentido diferente del que va nuestra provincia".

Comentá la nota