Ríos inauguró dos nuevas aulas construidas con fondos ahorrados por legisladores del ARI

La gobernadora Fabiana Ríos inauguró la obra de ampliación de la Escuela Provincial Nº 4 “Remolcador ARA Guaraní” ubicada en la Margen Sur de Río Grande, por la que se suman dos nuevas aulas a dicho establecimiento educativo cuya matrícula alberga a 820 alumnos en sus diferentes turnos.
Para el sector hubo una inversión total de 435 mil pesos, recursos que fueron ahorrados por el bloque de Legisladores de ARI durante 2008 y destinados a Cáritas en Tierra del Fuego, que a su vez los orientó para esta obra. Del acto además tomaron parte los secretario municipales, Silvia Rosso y Gustavo Melella. El director del establecimiento, Italo Flores, precisó que ahora la escuela pasará a tener “20 aulas para el trabajo pedagógico con los alumnos”.

“Hoy estamos inaugurando dos aulas más en nuestra querida escuela”, destacó el docente quien señaló que “el permanente crecimiento de la población con familias que se instalan día a día en los barrios que rodean a nuestra institución hacían indispensable ampliar nuestro edificio, para así dar respuesta a los niños y niñas que tienen el derecho y la obligación de escolarizarse en un ambiente donde puedan generarse más y mejores condiciones de aprendizaje”.

Por su parte, José Luis Mateo, en representación de Cáritas manifestó su satisfacción por “haber podido cumplir con este sueño, porque como dijo el Director esta escuela ya quedaba chica para la gran cantidad de niños que viven en esta zona de la ciudad”, agradeciendo asimismo “la deferencia de los legisladores del bloque de ARI, que tomaron la posta para que hoy podamos tener estas dos aulas”.

“Ojalá el día de mañana podamos tener otra escuela, pero desde Cáritas agradecemos este esfuerzo que se haya y los instamos a ir por más”, agregó.

A su turno, la gobernadora Ríos destacó que “en vísperas del Día de la Memoria, por la Verdad y la Justicia, poder inaugurar dos aulas es una escuela de un barrio que forma parte de la historia de Río Grande y que también debe tener memoria, porque hace muy pocos años esta escuela era un espacio vacío reservado por si alguna vez en la Margen Sur se construía una escuela”.

“Ese sueño, y ese espacio vacío, se convirtieron en una realidad, y es una de las escuelas más grandes de la ciudad”, destacó, aunque también reconoció que “aún así quedó chica porque las necesidades fueron creciendo”.

“Pero hubo una decisión, una mirada y un aporte; y hoy hay una comunidad que se beneficia de estas tres cosas”, remarcó, para considerar que “esto es lo bueno de vivir en comunidad y sociedad”, y saludar que “hubo un bloque de legisladores que haciendo un ahorro en sus gastos de asesoramiento reservó este dinero, y una institución como Cáritas que asumió la responsabilidad de encarar el desafío”.

Ríos sostuvo que “si juntamos las ganas, el esfuerzo y la convicción, todo puede ser superado”, exhortando a la comunidad educativa a acompañar el proceso educativo de los niños.

Comentá la nota