Ríos giró a la Legislatura los dos proyectos de ley que se tratarán el jueves

Las miradas del Ejecutivo provincial estarán puestas en la sesión parlamentaria donde descuenta que se sancionarán tres leyes que ayudarán a paliar la complicada situación financiera y económica que atraviesa la Provincia. Por un lado se busca la ratificación del acuerdo firmado con el Fondo Fiduciario, que permitirá el arribo de 50 millones de pesos que serán destinados a obras, y a su vez cancelarán parte de la deuda histórica de coparticipación con las comunas de Río Grande y Ushuaia. Por otro lado, se pide al Parlamento la aprobación para convenir con el gobierno Nacional Programas de Asistencia Financiera de hasta 100 millones de pesos.

La gobernadora Fabiana Ríos giró el vienes pasado al Parlamento fueguino dos proyectos de ley que buscan morigerar la grave crisis financiera y económica que atraviesan las arcas estatales.

En ese sentido y según lo acordado la semana pasada con los legisladores del arco opositor, estas herramientas financieras serán aprobadas en la sesión especial convocada para este jueves a partir de las 9.

El mensaje rubricado por la mandataria, que lleva el número 13, adjunta el proyecto de ley relativo a la posibilidad de convenir con el Poder Ejecutivo Nacional programas de asistencia financiera o refinanciación de deudas en mejores condiciones que las actuales, que alcanzarían un monto de 100 millones de pesos.

En ese mismo escrito se argumenta que se encuentran avanzadas las negociaciones con el Ministerio de Economía de la Nación, a efectos de la aprobación y rúbrica de los acuerdos que alcanza en su autorización el proyecto de ley que se gira al Parlamento.

En el escrito, firmado tanto por la mandataria como por el titular de la cartera económica, reconocen que esta herramienta financiera, junto a otras, no constituyen una "solución mágica". Pero, sin embargo, colaborarán para mejorar las perspectivas de los innumerables inconvenientes cotidianos que la actual administración debe resolver.

En el artículo 3 del proyecto de ley se establece a Banco Nación como será el encargado de retener automáticamente en cada vencimiento de capital e intereses las sumas necesarias provenientes de la coparticipación federal de impuestos, para el pago de los servicios estipulados en el Convenio definitivo que se arribe como consecuencia de los acuerdos aprobados por la mencionada norma.

50 millones para obras

Por otro lado, se espera la sanción de la ley que vendrá a ratificar el acta acuerdo que firmara el pasado 2 de septiembre en la ciudad de Buenos Aires la mandataria con el presidente del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional, José Estabillo.

A través de ese documento Ríos asumió un compromiso financiero por el monto de hasta 50 millones de pesos, a debitar de la coparticipación federal de impuestos con el objeto de financiar obras de infraestructura vial, deportivas y sanitarias. En ese mismo escrito se establecen la forma de financiamiento para poner en marcha la relación crediticia.

Un dato a destacar es que a través de esta iniciativa la Provincia obtiene financiamiento para obras, con el beneficio de que además cancelará deudas generadas por anteriores gestiones con los municipios de Río Grande y Ushuaia.

También se detalla que estos montos se utilizarán para obras que serán impulsadas por la Dirección Provincial de Vialidad.

Sesión en la mira

Hasta ayer por la tarde los trabajadores de la Legislatura aguardaban que se les hiciera efectivo el pago de la segunda cuota de sus salarios, hecho que permitirá que levanten el estado de asamblea que mantiene paralizada las actividades en ese poder del Estado desde el jueves pasado.

Según el cronograma emitido por el Ejecutivo, recién a las cero horas del sábado 17 se estará depositando el remanente de los salarios, al igual que el resto del personal dependiente de la Administración Pública, hecho que se rechaza desde el Parlamento al sostener que pertenecen a un Poder independiente, y por lo tanto no pueden estar supeditados a decisiones del gobierno de Fabiana Ríos.

Hoy al mediodía se llevará adelante otra asamblea, impulsada por el gremio de APEL, donde evaluarán cuáles serán las medidas a seguir.

Es que en el caso de que no se les pague el resto de sus salarios, es muy posible que los trabajadores no presten servicio y de esta manera no se podría llevar adelante la sesión especial.

Los ánimos entre los propios empleados legislativos están divididos; mientras algunos expresan posicionamientos más férreos en cuanto a que no se debe prestar servicio hasta tanto y en cuanto no se les abone la totalidad de sus haberes, hay otro grupo que piensa que al tratarse de la sanción de herramientas económicas que ayudarán a paliar la crisis económica y financiera, se deberían levantar las medidas.

Comentá la nota