Ríos: "La exploración de petróleo en Malvinas ataca nuestra soberanía"

Respaldó la postura del Gobierno. Su provincia incluye a las islas.
"Inglaterra no debe avanzar con la exploración de hidrocarburos en territorio argentino", lanzó ayer Fabiana Ríos. La gobernadora fueguina es, hasta ahora, la única mandataria provincial que mostró en público interés sobre las Malvinas. Y así, ayer respaldó la protesta del Gobierno nacional por el inicio de actividades de perforación petrolera en las islas, eje de una reciente escalada entre Buenos Aires y Londres, entre otras razones, por la magnitud de los emprendimientos hidrocarburíferos que se vienen en las aguas en disputa.

"Ese es un hecho grave que ataca nuestra soberanía y, además, constituye una apropiación de recursos no renovables que son nuestros", expresó Ríos en diálogo con los periodistas de su provincia.

De la opositora Coalición Cívica, Ríos se ha aliado al kirchnerismo. Pero su aparición en defensa de la soberanía de Malvinas forma parte, además, de una estrategia nacional en lo jurídico contra las últimas políticas británicas en torno al archipiélago. En ese sentido, ayer dijo que estaba comprometida "con todas las acciones que realice nuestro país para recuperar las islas y que definitivamente se integren al territorio provincial". Contó que había instruido a la Subsecretaría provincial de Relaciones Internacionales para que "mantenga contacto permanente con Cancillería a fin de seguir de cerca el accionar diplomático", y que en los próximos días se reunirá con el canciller Jorge Taiana.

Ríos vendría a ser la gobernadora de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, según los límites de la provincia, formalizados en diciembre pasado por la ley nacional 26.552, que promulgó Cristina Kirchner y el gobierno de Gordon Brown salió a rechazar.

Una de las provincias argentinas con más déficit hoy, en lo hipotético, Tierra del Fuego gozaría de regalías petroleras de Malvinas en caso de encontrarse crudo y de que las islas volvieran a manos argentinas. Es, además, la provincia involucrada en el pedido que el Gobierno nacional le hizo a la comisión de límites marítimos de Naciones Unidas para que la plataforma continental nacional se extienda de las 200 a las 350 millas.

Claro, la derrota argentina frente a Gran Bretaña, en 1982, reforzó la jurisdicción que ejerce Londres sobre las islas. En torno a los hidrocarburos, donde ya no existe cooperación bilateral alguna por decisión argentina de anular en 2007 sus acuerdos con el Reino Unido de 1995, se ha montado una fuerte escalada de protestas que van y vienen. El martes 2, la Cancillería protestó por la inmintente llegada a las islas de una plataforma petrolera para hacer trabajos de exploración. Londres rechazó la protesta y reafirmó sus posturas. Pero todo quedó más oscuro aún después de que fuentes del gobierno de Gordon Brown especularan desde Londres con la remota posibilidad de que Argentina provocara un incidente bélico para impedir los trabajos petrolíferos. El Gobierno replicó de inmediato y recordó que su reclamo era por "medios pacíficos" .

Comentá la nota