Ríos dijo que se viene un año difícil y ratificó que “la convocatoria al diálogo sigue abierta”.

La Mandataria provincial advirtió que “se viene un 2009 sumamente difícil a nivel global”, y que en el orden local se van a poder ir dando soluciones “en la medida de que la sociedad se dé cuenta que hay variables que no puede manejar, y resuelva sentarse a analizar como manejamos sobre las que sí tenemos posibilidad de control”.
En tal sentido, agradeció a los docentes de la Provincia por “haber puesto los intereses de la Comunidad por encima de los sectoriales, al resolver iniciar las clases con normalidad este lunes, 2 de marzo”, y cuestionó la actitud de otros sectores sindicales por “trabajar desde la mentira”, o la intransigencia.

Sería una necia si no reconociera el esfuerzo que significa para los trabajadores, en principio reconocerse parte de un todo y poner por delante a los chicos, sabiendo que estamos atravesando una situación global compleja. Esto debe ser destacado”, expresó la Mandataria fueguina tras finalizar el discurso de apertura del 26° Período de Sesiones Ordinarias, este domingo.

Ríos advirtió que “se viene un año difícil, y no porque lo avizore yo sino que, objetivamente, las variables de conflicto están dadas”, pero observó que “el conflicto se va a poder solucionar en tanto y en cuanto haya una sociedad se de cuenta que algunas variables no puede manejar, y decida sentarse a pensar sobre las que si puede controlar”.

En ese sentido ratificó que “la convocatoria desde el Gobierno sigue abierta”, anotando que “la formalidad del llamado al diálogo pasa por la construcción de un diálogo permanente, que está”, “y citó como ejemplo el trabajo que realiza el Consejo Económico Social.

Aseguró, no obstante, que “si hacen falta más canales de diálogo, se abrirán. Pero creo que elproblema hoy no pasa por abrir canales de diálogo, sino generando un diálogo serio; es decir, no pasa por conseguir turnos para hablar; porque si convocamos a dialogar y no nos escuchamos, ni nos hacemos permeables a la opinión del otro, no habrá ninguna mesa ni foto que haga a la gente ponerse de acuerdo”.

“Si yo planteo un conflicto que tiene que ver con dinero, y el que se para enfrente mío me dice que no está todo el dinero no puedo decir que no hay respuestas porque, en realidad, lo que no hay es dinero”, graficó la Mandataria fueguina, quien sostuvo que “la irresolución de los conflictos pasa muchas veces porque hay una falacia en el planteo”.

En otro orden de cosas, Ríos denunció públicamente que desde algún sector sindical “se les ha mentido a los trabajadores que fueron a reclamar a la Legislatura porque les dijeron que habría recortes salariales vía decreto”, y exhortó a la dirigencia gremial “a no trabajar desde la mentira”.

Tras señalar que la optimización del gasto público “puedo hacerlo únicamente en el Ejecutivo”, la Gobernadora hizo un llamado al resto de los Poderes para que tengan en cuenta que “todos formamos parte del mismo Estado, y que no hay compartimentos estancos”.

Les recordó que “en un barco con muchas grietas no se salva nadie. Así que, o trabajamos para salvarnos todos, o nos caemos todos”.

La Mandataria ratificó además la decisión de convocar “en los próximo días” a una Consulta Popular para saber “qué opina la sociedad respecto de la renegociación de contratos petroleros, y de la licitación de áreas revertidas; es decir, si está de acuerdo con que se haga, o no; y, en todo caso, en qué condiciones debe hacer”.

“Esto será sometido a audiencia pública en el corto plazo”, adelantó la titular del Ejecutivo fueguino, quien argumentó la decisión en el hecho de que “se trata de recursos de todos, y el destino que se les dé a esos yacimientos en los próximos 25 años es responsabilidad de todos”.

Comentá la nota