Ríos defendió el proyecto de incentivo a la industria fueguina

La delegación multisectorial encabezada por la gobernadora, inició en Diputados la búsqueda de consensos para la aprobación de la ley que otorga incentivos impositivos a la industria fueguina. En líneas generales hubo respaldo de los distintos bloques, pero se condicionó la aprobación a que se hagan cambios en el proyecto. Para el Ejecutivo el balance fue positivo.
RÍO GRANDE.- La comitiva fueguina encabezada por la gobernadora Fabiana Ríos alcanzó, con matices, los primeros consensos para que el proyecto de ley de incentivo a la industria electrónica fueguina sea tratado en la Cámara de Diputados. Fue durante la ronda de consultas que la mandataria y una delegación de funcionarios, empresarios, gremialistas y parlamentarios fueguinos mantuvieron con los principales referentes de los bloques del Frente Para la Victoria, la Coalición Cívica, el PRO, la UCR, el socialismo y el SI.

Según informó el Gobierno provincial, Ríos y la comitiva respondieron a las inquietudes planteadas desde los distintos bloques, que giraron en torno al posible perjuicio que la aprobación de la iniciativa acarrearía a sectores productivos del continente.

El planteo de la gobernadora fue similar en todos los cónclaves, y aseveró que "los productos electrónicos que se fabrican en Tierra del Fuego no compiten con los del resto del país", ni tampoco se busca "obtener un beneficio en desmedro de otra provincia", si no por el contrario "queremos que Tierra del Fuego sea para la Argentina lo que hoy es Manaos para Brasil".

Sostuvo que esto es posible ya que "en la isla tenemos el personal capacitado y la infraestructura necesaria para transformarnos en un polo industrial por excelencia en el país".

Asimismo, apuntó que la presencia de representantes de los sectores político, empresarial y sindical tuvo por objeto responder las dudas que se plantearan sobre el proyecto desde los distintos bloques.

Reunión inicial

En primer término la gobernadora y la delegación multisectorial mantuvieron un encuentro con el bloque del SI, que acompañará la sanción del proyecto, y el del socialismo, que anunció que lo estudiará.

Los representantes del SI manifestaron a la gobernadora su "acuerdo y compromiso" de impulsar el tratamiento de la Ley en la próxima sesión parlamentaria, y al respecto el diputado Eduardo Macaluse sostuvo que "no nos avinimos a la reunión para esperar ser convencidos", ya que desde un principio, la posición de su bancada es "acompañar el proyecto que protege a la industria nacional".

Por su parte, los diputados del Partido Socialista plantearon los reparos que algunas empresas de la provincia de Santa Fe les hicieron conocer en contra del proyecto, pero pese a ello "se comprometieron a analizar detalladamente los alcances y beneficios de la ley".

La socialista Mónica Fein remarcó que "es la primera vez que todos los sectores vinculados a la producción y el trabajo de una provincia, junto con su Gobierno y sus representantes en el Congreso nacional, se acercan a la Cámara para exponer sus argumentos en torno a una cuestión tan significativa", y opinó que "ésta es la manera correcta de discutir los grandes temas de un país".

Coincidencias y pedidos

A su turno, la delegación fueguina se reunió con diputados de la Unión Cívica Radical, encabezados por Rubén Lanceta, quienes adelantaron que "en términos generales al proyecto", pero plantearon que necesitan "más información desde la Nación y la Provincia acerca de los pormenores, alcances y beneficios de la ley". Además, solicitaron precisiones sobre "a qué otros sectores de la actividad industrial del resto del país podría llegar a afectar su aplicación".

Al respecto, Lanceta "sugirió" que las autoridades provinciales y los integrantes de la delegación se reúnan con la ministra de la Producción nacional, Débora Giorgi, para "elaborar un informe detallado de la situación de las industrias fueguinas" y que luego sea remitido a los bloques.

Asimismo, planteó la postura del radicalismo de que el proyecto de ley sea sometido a una audiencia pública de carácter nacional, a lo que las autoridades provinciales respondieron que la crisis que sacude a la industria fueguina requiere de medidas urgentes para preservar las fuentes de trabajo, y que los plazos que demoraría la instrumentación de una audiencia agravarían aún más la situación del sector.

En tanto, el legislador provincial Gabriel Pluis ratificó que la UCR fueguina apoyaba "la aplicación de impuestos a los productos importados en defensa de la industria local", aunque coincidió en que la presentación del proyecto para su tratamiento por parte del Ejecutivo nacional en tiempos electorales pudo haber sido inconveniente.

En tanto, desde el Ejecutivo resaltaron que "el diálogo con los parlamentarios del Frente Para la Victoria pudo darse de manera más dinámica y fluida, habida cuenta de la posición tomada por el bloque de votar positivamente por la sanción de la ley".

Se indicó en ese sentido que el jefe de la bancada oficialista, Agustín Rossi, anunció que trabajará junto a los titulares de los otros bloques para que la próxima sesión legislativa se lleve a cabo en la primera semana de agosto, ya que el proyecto cuenta con dictamen de preferencia para su tratamiento.

"Si bien la comitiva encabezada por la mandataria ya conocía de antemano la postura del FPV, el diputado nacional Leonardo Gorbacz manifestó que el encuentro sirvió también para demostrar que la defensa de la industria local fue asumida por todos los sectores de la producción y el trabajo de Tierra del Fuego, y no sólo como una iniciativa aislada del Gobierno", se informó desde el Gobierno.

La Coalición con condiciones, el PRO dice "ni"

La ronda de encuentros, que se extendió por alrededor de siete horas, se cerró con las reuniones con parlamentarios nacionales de la Coalición Cívica y del Pro de Mauricio Macri.

La fuerza que responsa políticamente a Elisa Carrió aseguró que acompañará la ley que aplica gravámenes impositivos a los productos importados" en caso de que "se le efectúen algunas modificaciones".

Los representantes de la CC anticiparon que revisarán la iniciativa presentada por el Gobierno nacional y no descartaron su aprobación si se realizan modificaciones al proyecto.

En cambio, la única postura contraria fue la de los diputados del PRO, que presentaron un dictamen en contra de la ley, aunque desde el Gobierno observaron que desde el macrismo "dejaron entrever la posibilidad de buscar alternativas, ya que si bien están de acuerdo con el objetivo fundamental de preservar las fuentes de trabajo que la industria electrónica fueguina proporciona, sostuvieron su posición de aplicar otros mecanismos que no sean el proyecto presentado por el Ejecutivo nacional".

Balance positivo

En contacto con la prensa porteña, Ríos dijo sentirse "muy satisfecha" por los resultados de las reuniones de ayer, y de la "buena impresión que dejó en los diputados nacionales la coincidencia de todos los sectores de la Provincia en lo que significa para Tierra del Fuego la preservación de su industria", y que por ello hayan enviado sus representaciones para acompañar las gestiones del Ejecutivo.

La delegación encabezada por la Gobernadora, estuvo integrada por los secretarios de Promoción Económica y Fiscal, Fabio Delamata; de Comunicación Institucional, Ricardo González Dorfman, y de Representación Oficial, Sandra Gárnica; el senador José Martínez; los diputados nacionales Rosana Bertone, Rubén Sciutto, Mariel Calchaquí, Nélida Belous y Leonardo Gorbacz; los legisladores provinciales Verónica de María y Gabriel Pluis; el presidente de AFARTE, Alejandro Mayoral, el representante de la Unión Industrial Fueguina, Guido Lavalle, y los secretarios General de la Unión Obrera Metalúrgica de Río Grande, Oscar Martínez, y de Ushuaia, Héctor Tapia.

Comentá la nota