> Ríos defendió el decreto que autorizó el matrimonio > El obispo Romanín lamentó la decisión gubernamental

Mientras la gobernadora Ríos defendió el decreto que firmó para avalar el matrimonio que se celebró en la Provincia entre Alex Freyre y José María di Bello, en la existencia de un fallo firme de inconstitucionalidad de dos artículos del Código Civil, el obispo de Santa Cruz y Tierra del Fuego, monseñor Juan Carlos Romanín, cuestionó la ausencia de un debate prolongado y profundo sobre el tema. Anunció que buscará reunirse con las autoridades provinciales la próxima semana.
La Gobernadora defendió el decreto que firmó para avalar el matrimonio que se celebró en la Provincia entre Alex Freyre y José María di Bello.

En declaraciones formuladas a Radio 10 –recogidas por Infobae.com– señaló que ella no se puede "arrogar facultades judiciales", pero que "por encima del Derecho Civil está la Constitución Nacional".

Por otra parte, aseguró no estar preocupada por cualquier denuncia que pueda recibir tras esta polémica decisión. "Yo soy responsable de mis actos porque los hago en el sentido de la voluntad y el sentido común que me asiste. De cada uno de mis actos me hago responsable", sentenció.

En tanto, explicó que en su provincia podrán tomarse medidas similares siempre y cuando las parejas cuenten "con un fallo firme de inconstitucionalidad" frente a una norma de menor rango, que en este caso es el Código Civil. "Si ese fallo firme de inconstitucionalidad no hubiera existido, no se podría" haber casado a Alex y a José María, precsió.

Comentá la nota