La CTA riojana pide un aumento del 30% para los estatales

La CTA riojana pide un aumento del 30% para los estatales
La Central de Trabajadores Argentinos pretende que los salarios de los empleados públicos aumenten un 30 por ciento, con lo que estiman, permitiría combatir la pérdida de la capacidad adquisitiva acumulada en los útlimos años y que se volvió dramática el año que recién termina. Los sindicatos se reunieron esta semana y coincidieron en el el reclamo de una negociación paritaria que englobe a todos los estatales provinciales. Los principales gremios ya comenzaron a mover sus fichas para lograr respuestas de la actual administración.
Por el momento el Gobierno provincial mantiene un extenso silencio sobre el tema de los salarios de los empleados públicos. Sin embargo, los principales gremios de la Provincia ya comenzaron a mover sus fichas y a pensar en los mecanismos para lograr una respuesta de la administración que comanda Luis Beder Herrera.

La delegación riojana de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) se reunió esta semana y definió algunos de los aspectos principales de su reclamo.

La Central quiere que los salarios de los empleados públicos riojanos aumenten un 30 por ciento, que es lo que estiman que permitirían combatir la pérdida de capacidad adquisitiva que se acumuló en los últimos años y que se volvió dramática en el año que recién termina.

Los gremialistas coincidieron en que la mejor forma de avanzar en un aumento salarial para los trabajadores del Estado es una paritaria que englobe a todos los gremios estatales con representatividad.

La CTA riojana quiere que en la Provincia se concrete el mismo mecanismo que se alcanzó a nivel nacional y que permitió avanzar en una negociación general entre el Estado y los diferentes gremios.

Los números que muestran en la CTA son elocuentes: el salario mínimo de los trabajadores públicos riojanos alcanza los 1200 pesos y coloca a los estatales provinciales entre los peores pagos del país.

La situación tiene el agravante de que el salario básico de los empleados públicos que recién ingresan al Estado tiene un básico de poco más de 300 pesos, con lo cual el resto de su salario está en negro, no es remunerativo.

En el encuentro, que se desarrolló en la sede de la Asociación de Maestros y Profesores (AMP), estuvieron presentes: la Asociación de Trabajadores Judiciales; el Sindicato de Trabajadores Públicos Provinciales (SITRAPP); la AMP; las agrupaciones de desocupados que forman parte de la CTA; ARDU y los referentes de la gremial médica.

Posición

Carlos Laciar es el secretario general del SITRAPP, estuvo en el encuentro y brindó algunas precisiones sobre la reunión realizada por los gremialistas.

"En la CTA se habló de la necesidad de una gran paritaria, que sea como a nivel nacional y que sea seria", dijo el gremialista ante la consulta de NUEVA RIOJA.

Laciar explicó que el caso paradigmático es el de los docentes. "Los docentes riojanos tienen un básico de casi 1000 pesos, está claro que se lo merecen, pero también es cierto que el Gobierno discriminó a los empleados públicos que tienen un básico de 300 pesos, entonces queremos que se los iguale, por eso hablamos de una gran paritaria", agregó el gremialista.

Por otra parte, comentó que la canasta escolar actual determina que se necesitan 800 pesos por cada hijo que concurra a la escuela.

Finalmente, fue muy crítico de la postura del Gobierno provincial: "El Gobierno está en un intenso silencio en todas sus áreas".

"La propuesta de la recategorización que hace el Gobierno provincial se puede tomar como un reconocimiento a los trabajadores, pero no como una forma de mejorar los salarios de una manera que sea significativa", dijo el principal gremialista del SITRAPP.

En el mismo sentido, destacó que comenzarán a trabajar con todos los empleados públicos para conocer cuál es su posición y determinar las próximas acciones que realizarán desde el gremio.

Comentá la nota