La Rioja deberá decidir si apoya un nuevo esquema de reparto

Es iniciativa de legisladores del PJ no kirchnerista que representan al centro del país. Proponen que la Nación coparticipe los ingresos por exportaciones de petróleo y minería, como lo hace ahora con la soja. El proyecto ya está en la Cámara de Diputados. Y el gobierno de Beder Herrera, a través de los legisladores del PJ local, deberá decidir si lo respalda o si continúa ‘alineado’ con la gestión K.
Con la firma de nueve diputados de Entre Ríos, Santa Fe y Córdoba, entró al Congreso el proyecto de ley para extender la coparticipación que actualmente se aplica a las retenciones a la soja a los derechos de exportación de todas las actividades productivas, entre ellas el petróleo y la minería.

En ese marco, los diputados nacionales riojanos (Alberto Paredes Urquiza, Griselda Herrera, Fernando Rejal, Hilda de Soria y Mario Santander), deberán decidir si apoyan la movida o permanecen ‘alineados’ con la política económica del gobierno kirchnerista.

En principio, los cinco legisladores locales responden a la conducción política del gobernador Luis Beder Herrera, quien será -en definitiva- el que tome la decisión.

Aunque en los números la propuesta pueda parecer tentadora, el gobierno local deberá evaluar si, por un aumento en los recursos que le ingresen, le conviene -ahora- romper lanzas con la gestión de Cristina Kirchner; una decisión que no parece posible, a la luz de la relación que ha construído el gobernador local con la jefa de Estado.

La iniciativa apunta a modificar el Fondo Federal Solidario, creado en marzo por el decreto 206/09 del Poder Ejecutivo para coparticipar el 30% de las retenciones a la soja. El proyecto propone mantener el uso de ese dinero para obras de infraestructura sanitaria, educativa, vial y de vivienda, con la prohibición de destinarlo a gastos corrientes.

Hasta ahora, los que se habían mostrado activos en el Congreso en contraposición con el oficialismo -a partir de la derrota electoral determinó una pausa estratégica hasta agosto- habían sido los radicales, la Coalición Cívica y el PRO. En este caso se trata de peronistas del eje de Carlos Reutemann, Juan Schiaretti y Jorge Busti, agrupados en la llamada región centro y ya distanciados del kirchnerismo antes de las elecciones.

Los tres diputados santafesinos que firmaron el proyecto (Jorge Obeid, Walter Agosto y Ariel Dalla Fontana) integran Santa Fe Federal, que responde al ex piloto; los entrerrianos (Cristina Cremer de Busti, Gustavo Zavallo y María de los Angeles Petit) son los que insinúan abandonar el bloque kirchnerista; entre los cordobeses, Arturo Heredia anunció su deserción y los dos restantes (Beatriz Alak y Jorge Montoya, cercanos a José De La Sota) forman parte de Unión Peronista.

"Con el esquema actual, la suma aproximada a distribuir sería de $ 5.500 millones para el año 2009. De distribuir la totalidad de las sumas percibidas en concepto de derechos de exportación, alcanzaría aproximadamente a $ 9.500 millones", se argumenta entre los fundamentos del proyecto.

Los impulsores de la iniciativa se preocuparon en aclarar que "no toca las regalías provinciales". Además, se presenta como un intento de compensación a las provincias productoras de soja. "Si Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires tienen la solidaridad de que los recursos que salen de esas provincias sean distribuidos, es justo que reciban parte de lo que se exporta en otros lugares", aseguró Zavallo. "Lo vemos viable, porque no les quitamos recursos a ninguna de las provincias. Y creemos que se tiene que replantear las relaciones entre la Nación y las provincias", agregó.

Comentá la nota