El 70% de los riocuartenses pagará el gas con aumento

El gobierno nacional había asegurado que la suba del 20 al 60% sólo afectaría al 36% de los usuarios. En la ciudad, la mayoría supera el consumo de 1.000 metros cúbicos por año y sufrirá el incremento.
El go­bier­no na­cio­nal anun­ció que só­lo las fa­mi­lias de al­to con­su­mo pa­ga­rán el au­men­to del 20 al 60 por cien­to en la ta­ri­fa del gas na­tu­ral que se anun­ció es­te fin de se­ma­na.

Sin em­bar­go, en Río Cuar­to, la ma­yo­ría de los clien­tes de Eco­gas es­tán den­tro de la ca­te­go­ría R3-1 y R3-2 y, por lo tan­to, ten­drán que afrontar los in­cre­men­tos. Se­gún es­ti­ma­cio­nes de fuen­tes se­gu­ras, 7 de ca­da 10 ho­ga­res rio­cuar­ten­ses in­gre­sa­rán en la fran­ja de con­su­mo in­clui­da en el rea­jus­te; es de­cir, en los 1.000 me­tros cú­bi­cos, co­mo mí­ni­mo, por año.

En Río Cuar­to, se­gún es­pe­cia­lis­tas que tra­ba­jan en el ser­vi­cio de gas na­tu­ral, una fa­mi­lia ti­po que ten­ga dos ca­le­fac­to­res chi­cos, un ter­mo­tan­que y una co­ci­na con­su­me unos 500 me­tros cú­bi­cos du­ran­te el bi­mes­tre de in­vier­no. En pro­me­dio, ese ho­gar re­que­ri­rá al año unos 1.600 me­tros cú­bi­cos, 600 me­tros por en­ci­ma de lo que es­ta­ble­ció el go­bier­no na­cio­nal pa­ra apli­car los au­men­tos.

Las su­bas, que fue­ron anun­cia­das pe­ro aún no han si­do apli­ca­das, se­rán re­troac­ti­vas a no­viem­bre. El mi­nis­tro de Pla­ni­fi­ca­ción Fe­de­ral, Ju­lio De Vi­do, ase­gu­ró que só­lo el 36 por cien­to de los clien­tes re­si­den­cia­les, los de más al­to con­su­mo, pa­ga­rían el au­men­to del gas que se de­ci­dió pa­ra re­du­cir en 1.400 mi­llo­nes de pe­sos los sub­si­dios que el Es­ta­do les en­tre­ga a las em­pre­sas pa­ra evi­tar im­pac­tos so­bre la in­fla­ción.

Pa­ra las ca­sas de fa­mi­lia, los ran­gos de au­men­to irán del 20 al 60 por cien­to; se­gún los cál­cu­los ofi­cia­les, im­pli­ca­rá que los ho­ga­res com­pren­di­dos en el ajus­te de­berán des­ti­nar en­tre 18 y 185 pe­sos más por bi­mes­tre a la fac­tu­ra del gas na­tu­ral.

Lo ofi­cial y lo real

En Cór­do­ba, las ci­fras ofi­cia­les ase­gu­ran que so­la­men­te el 30 por cien­to de los usua­rios re­si­den­cia­les pa­ga­rán ese rea­jus­te apli­ca­do por el go­bier­no de Cris­ti­na Fer­nán­dez. Sin em­bar­go, los nú­me­ros rea­les es­tán muy ale­ja­dos de esa es­ti­ma­ción.

“Por de­ba­jo de los 1.000 me­tros cú­bi­cos es ca­si una ta­ri­fa so­cial. Tie­ne que ser una fa­mi­lia que ten­ga só­lo un ca­le­fón, una co­ci­ni­ta o un ana­fe. En Río Cuar­to, la gran ma­yo­ría de los clien­tes de Eco­gas es­tán ubi­ca­dos en­tre las ca­te­go­rías R3-1 y R3-2; es de­cir van a es­tar com­pren­di­dos en el ajus­te”, ma­ni­fes­tó una fuen­te con­fia­ble de la em­pre­sa.

Só­lo los ba­rrios pe­ri­fé­ri­cos que tie­nen el ser­vi­cio ten­drían con­su­mos in­fe­rio­res al que es­ta­ble­ció el go­bier­no co­mo pi­so. De los 40 mil clien­tes que la dis­tri­bui­do­ra tie­ne en Río Cuar­to, unos 28.000 abo­na­rían el rea­jus­te.

Has­ta aho­ra, el au­men­to anun­cia­do por el go­bier­no na­cio­nal com­pren­de só­lo uno de los com­po­nen­tes de la ta­ri­fa del gas. Lo que se in­cre­men­tó fue el gas en bo­ca de po­zo, lo que ter­mi­na­rá im­pac­tan­do en el pre­cio fi­nal.

Sin em­bar­go, ni el apor­te ni la dis­tri­bu­ción re­ci­ben in­cre­men­tos des­de 1999, un re­cla­mo que vie­nen ha­cien­do las em­pre­sas dis­tri­bui­do­ras que ope­ran en el país. Tam­bién las in­dus­trias y los co­mer­cios ten­drán que pa­gar más: se­gún las es­ti­ma­cio­nes del Go­bier­no, las em­pre­sas que to­da­vía no com­pran el gas di­rec­ta­men­te, los gran­des clien­tes co­mer­cia­les o in­dus­tria­les ten­drán que afron­tar un rea­jus­te del 10 por cien­to.

La úl­ti­ma vez que la Na­ción au­to­ri­zó una su­ba co­men­zó a re­gir en sep­tiem­bre y os­ci­ló en­tre el 10 y el 30%. Pe­ro, a di­fe­ren­cia del úl­ti­mo au­mento, es­ta vez el GNC que­dó ex­clui­do y tam­bién se­gui­rá con el mis­mo pre­cio el gas que se usa en las cen­tra­les de ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca. En Río Cuar­to, no re­ci­bi­rá un ajus­te la cen­tral Ma­ran­za­na, que in­vir­tió pa­ra tri­pli­car su pro­duc­ción.

Comentá la nota