Rigen las nuevas normas de estacionamiento en el centro

Ayer se puso en marcha la primera etapa del Plan Integral de Movilidad que comprende la prohibición de estacionar en las cuadras más congestionadas del centro y nuevos valores para el estacionamiento medido. Con la medida, el municipio busca descongestionar el tránsito y mejorar la circulación.
En el sector donde está prohibido estacionar hay carteles de advertencia, aunque durante 15 días se otorgará un período de gracia sin sanciones y se están realizando campañas informativas. Ayer, quienes se detuvieron en los lugares prohibidos, se encontraron con folletos en sus parabrisas que alertaban sobre la infracción cometida.

Escasa adhesión. "No hubo un gran acatamiento. Al no sancionar ni remitir autos al corralón, esta es una etapa de prohibición entre comillas. Por ahora, los inspectores de tránsito y de la GUM le indican a la gente que no puede estacionar, aunque si hay alguna situación de rebeldía se aplicarán sanciones", dijo el subsecretario de Servicios Públicos, Pablo Seghezzo.

Ayer las 42 cuadras donde no se puede aparcar sólo estuvieron despejadas cuando aparecían los inspectores. Pero apenas se retiraban, volvían a estacionar. "Acabo de recorrer y las cuadras están completas, sin lugares vacíos", decía sobre las 17 Seghezzo. Las calles más conflictivas fueron "San Luis, Rioja y Laprida".

"Elegimos esta época del año, ya que hay mucha gente de vacaciones y es ideal para el cambio de hábito porque la ciudad no está funcionando a pleno", explicó el funcionario y agregó: "Los infractores les dicen a los inspectores «son cinco minutos, ya vengo». En Argentina nos entra todo con sangre, apenas empecemos a hacer funcionar las grúas, esto se va a terminar".

Advertencia. "Su vehículo está en infracción. Por favor, respete los nuevos espacios de estacionamiento", rezan los volantes que desde ayer aparecen en los vehículos ubicados en las arterias donde está prohibido estacionar. Los folletos, de color rojo intenso y con letras blancas, cuentan con el número gratuito 0800-555-0777 de la empresa Tránsito Rosario, que maneja la concesión, para información y consultas.

La advertencia está acompañada de un mapa con la zona donde no se puede estacionar, las nuevas tarifas y algunos beneficios que pueden tramitar los frentistas. Ayer se repartieron cuatro mil instructivos.

Nuevas tarifas. El sector vedado para dejar el auto va de Entre Ríos a Laprida, y desde San Lorenzo hasta San Luis. Sí se podrá estacionar sobre Corrientes por ser una calle más ancha. En tanto, desde ayer cuesta 2 pesos por hora aparcar en el sector delimitado por Urquiza, 3 de Febrero, Juan Manuel de Rosas y Dorrego.

En tanto, el estacionamiento desde ayer cuesta 1,30 peso en el área comprendida por Catamarca, Urquiza y las transversales desde Dorrego hasta Belgrano, con excepción de algunas manzanas reservadas a regímenes especiales, como las de la Intendencia y la sede de la gobernación. Y partir del 15 de abril, esa tarifa se extenderá a los sectores comprendidos por Balcarce, 9 de Julio, Juan Manuel de Rosas y Montevideo, por un lado, y Balcarce, Salta, Italia, Wheelwright y San Martín.

También para esa fecha se cambiarán los parquímetros, que funcionarán a energía solar. "Somos la primera ciudad de Latinoamérica que tendrá este tipo de máquinas alemanas de última generación", aseguró el subsecretario.

Racionalizar. Para Seghezzo, estas modificaciones no harán bajar las ventas en los comercios céntricos. "La zona de estacionamiento prohibido no es tan grande, como máximo habrá 150 autos menos. Lo que queremos es racionalizar el uso de vehículos particulares".

El funcionario desestimó un posible aumento de tarifas en las playas de estacionamiento ubicadas donde no se puede estacionar. "Por lo que hablamos con la cámara del sector, en ningún momento plantearon eso. De todos modos es una actividad comercial y no podemos fijar una tarifa. No obstante, al particular le va a convenir más estacionar en el macrocentro y tomar un taxi para llegar al centro".

Por último, Seghezzo recordó que falta poco para la apertura de sobres de la licitación de GPS y tarjetas sin contacto que forman parte de la inversión en equipamiento y renovación de colectivos.

Comentá la nota