Rige en todo el país un paro en las estaciones de servicio

La medida, convocada por los expendedores independientes y el sindicato en defensa de fuentes de trabajo, se extenderá durante toda la jornada; la provisión de nafta y gasoil, muy restringida
El paro de 24 horas convocado por la Multisectorial de Empresarios Pymes y Trabajadores de Estaciones de Servicio comenzó a regir pasada la medianoche y se extenderá durante toda la jornada. La medida, que limitará la oferta de nafta y gasoil en todo el país ya contaba en las primeras horas de hoy con un alto nivel de adhesión.

La huelga, impulsada en defensa de fuentes de trabajo, busca -según señaló LA NACION- canalizar el malestar por la pérdida de rentabilidad, el cierre de estaciones y los problemas de abastecimiento, así como también presionar al Gobierno y las petroleras para que "tomen medidas para revertir la situación actual", según un comunicado difundido ayer por la Asociación de Estaciones de Servicio Independientes (AESI)".

El lunes pasado Carlos Acuña, de la Federación de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio (Foesgra); Juan Bonada, adjunto del Sindicato de Petroleros Privados de Córdoba y también Ismael Marcon, del Sindicato de Estaciones de Servicios de Santa Fe habían anticipado la decisión adoptada durante un encuentro que mantuvieron ese mismo día.

En esa oportunidad, Acuña comentó el malestar que actualmente existe entre los trabajadores por no tener garantizado el abastecimiento de combustible para las estaciones en donde se desempeñan.

"Ya se perdieron 40.000 puestos de trabajos producto del cierre de 3000 estaciones en los últimos años y son necesarias medidas urgentes para preservar en trabajo argentino", argumentó.el titular de Foesgra.

Por su parte, Rosario Sica, de la Federación de Empresarios de Combustible, confirmó que en la reunión "fue decretado el cese de actividades por la parte sindical y nos hemos adherido porque es una buena posibilidad para que el gobierno tome conciencia de la situación y se acuerde que existimos en el país".

"Ya no quedaba otra que la medida de fuerza porque hace dos años que insistimos con el diálogo: No tenemos rentabilidad ni abastecimiento total del producto. Por lo tanto, las fuentes de trabajo no se pueden mantener.

Sica precisó que la medida será por 24 horas "para dar la posibilidad de que la levanten si vemos que hay un diálogo".

Comentá la nota