Ya rige en Mendoza la moratoria para PYMES

Ya rige en Mendoza la moratoria para PYMES
Se trata de las condiciones para que las empresas regularicen sus deudas previsionales, de impuestos y blanqueen a su personal.
La AFIP reglamentó y está vigente la moratoria para regularizar empleados en negro o ponerse al día con deudas previsionales e impositivas. Por lo que quienes adhieran a esta iniciativa tendrán importantes rebajas impositivas y la eximición de intereses punitorios.

Junto con Buenos Aires, Chaco y Tucumán, Mendoza es una de las cuatro provincias del país en adherir a este beneficio que comenzará a regir a partir del 1 de marzo próximo.

Regularización del empleo

Aquellos empleadores del sector privado que tengan la intención de rectificar la real remuneración o fecha de inicio de las relaciones laborales existentes al 24 de diciembre de 2008 resultarán beneficiados con el régimen, indican voceros de la AFIP.

Lo cierto es que aquellos empleadores que se adhieran al régimen, por el término de 24 meses contados a partir del mes de inicio de la nueva relación laboral o de la regularización de una preexistente, gozarán de una reducción en sus contribuciones a la Seguridad Social. Durante los primeros doce meses sólo se ingresará el 50% de las citadas contribuciones, y por los restantes 12 meses se pagará el 75% de las mismas.

El plazo de adhesión estará abierto entre el 1 de marzo y el 31 de agosto de 2009, y el beneficio por la reducción de contribuciones patronales comenzará a regir a partir del período devengado diciembre de 2008 y siguientes, respecto de las relaciones laborales que se inicien a partir del 24 de diciembre de 2008 o de las regularizadas con ausencia total de registración.

Para acceder a estos beneficios los empleadores deberán cancelar la deuda por aportes y contribuciones a la seguridad social, al contado o con un plan de pago. La solicitud del plan de facilidades de pago podrá presentarse entre el 1 de marzo de 2009 y el 31 de agosto del mismo año.

Para realizar la regularización se debe acceder, a partir del 1 de marzo al sistema "Mi simplificación", opción Ley n° 26.476, Título II, de la página web de la AFIP (www.afip.gov.ar). Además, deberán presentar las declaraciones juradas, originales o rectificativas, correspondientes a los períodos fiscales que se regularicen.

Regularización impositiva

La adhesión para la regularización de impuestos podrá efectuarse entre el 1 de marzo y el 31 de agosto del 2009, y será sólo para las obligaciones impositivas y de los recursos de la seguridad social de los períodos fiscales vencidos al 31 de diciembre de 2007.

La ventaja en este caso es la facilidad de pago de las deudas sin sanciones. Se podrá realizar un pago a cuenta que será equivalente al 6% de la deuda, cuyo monto no podrá ser inferior a los $ 150. Además el máximo de cuotas a solicitar no podrá exceder las 120, y deberán ser mensuales, iguales y consecutivas, y el importe no podrá ser inferior a los $ 150 (excluido los intereses de financiamiento que es del 0,75% mensual).

Mientras que otra alternativa es el pago al contado de la deuda, la que se deberá efectuar mediante volante electrónico de pago (VEP). Además se permite la cancelación anticipada del plan de facilidades de pago.

Para efectuar la adhesión al régimen se deberá consolidar la deuda a la fecha de adhesión a través de la página web: www.afip.gov.ar, en la opción del sistema informático denominado "Mis facilidades": Ley N°26.476 en Título I, la que estará disponible a partir del 1 de marzo próximo.

Con la clave fiscal se debe enviar el detalle de los conceptos e importes de cada una de las obligaciones y el plan de pago solicitado. Además se debe agregar la clave bancaria uniforme de donde se debitarán los importes para la cancelación de cada una de las cuotas. También se debe especificar el apellido y nombres y teléfono de la persona autorizada para recibir las comunicaciones vinculadas con el régimen.

Están excluidos de este régimen las deudas por aportes al sistema nacional de obras sociales, excepto los de monotributo.

Tampoco se incluirá los aportes provenientes de los empleados del servicio doméstico, ni las deudas e infracciones aduaneras, ni los pagos a cuenta, tampoco el IVA de las prestaciones de servicios realizadas en el exterior, ni las cuotas de planes de facilidades de pago vigentes, ni aquellas obligaciones que concedan beneficios tributarios, ni tampoco las deudas incluidas en planes de facilidades de los que se haya solicitado la extinción de la acción penal, ni las cotizaciones fijas por los trabajadores en relación de dependencia adheridos al régimen de pequeños contribuyentes, monotributo, devengadas hasta junio de 2004.

Comentá la nota