Rige la jubilación para los obreros de la construcción

Por ser uno de los más afectados por el empleo no registrado, llevará al menos una década la regularización, hasta lograr la jubilación según la edad y aportes establecidos. Delicada situación laboral en Santa Cruz, con la proximidad de la veda invernal.
Fue promulgada la Ley 26.494 que otorga el beneficio de la jubilación a los trabajadores de la construcción, con 55 años de edad y 25 años de aportes, lo cual representa una importante reivindicación para un sector que aporta un 5 % de la fuerza laboral, y del que sólo llegaba hasta ahora un 0,5 % del padrón.

No obstante el flagelo que ha representado para el sector el trabajo no registrado, hará que en forma escalonada, en al menos diez años, pueda llegar a regularizarse la situación, de manera que los obreros puedan acceder a este beneficio con 55 años de edad y los correspondientes años de aportes.

El colaborador de la delegación normalizadora de la UOCRA Santa Cruz Sur, Carlos García participó en Mar del Plata del Congreso Nacional de la UOCRA, donde el titular nacional Gerardo Martínez -quien como legislador nacional había impulsado un beneficio de estas características-, dio a conocer la novedad.

García aseguró por LU 12 Radio Río Gallegos que "por las condiciones de la industria y el trabajo en sí, no es una jubilación de privilegio ni mucho menos", sino que indicó, "contemplamos los lugares inhóspitos donde trabaja el obrero de la construcción, tanto en el frío, como nos toca en la zona, como en el calor en el norte".

El dirigente no pudo pasar por alto una mención "al desgaste mismo que trae aparejado en el organismo, ya sea en los huesos y demás, lo que es nuestra industria, que es un trabajo muy duro".

García explicó que según se ha planteado, "el beneficio se aplicará en forma escalonada, hasta llegar en unos diez años, regularizada la situación del sector, a que los trabajadores se jubilen a los 55 años de edad".

Advirtió el dirigente, "muchas veces me ha tocado atender a compañeros con 30 a 40 años de obra, con unos 60 años de edad, y sólo 4 o 5 años de aporte, con lo que eso representa para el trabajador".

"La industria nuestra ha sido muy castigada por el flagelo del trabajo en negro", sentenció García, al tiempo que alentó la expectativa porque "de parte de los empresarios y aquella gente que está relacionada con el sector, tenga muy en cuenta lo perjudicial que es".

Con este panorama indicó, "es muy poca la gente que se jubila", y agregó que podría garantizar que "la gente que tiene más de 50 años, que debe tener 30 años de obra, los aportes que tienen son menos de una década".

Para García, "todos estos avances que ha conseguido el Sindicato, y que nosotros también agradecemos al Ejecutivo Nacional, que haya entendido cuál es el mensaje de parte de la UOCRA, para todo este sistema de jubilación es muy importante".

Complicada situación laboral

Sobre la situación laboral del sector, en Santa Cruz, el dirigente aseguró que "sigue complicada", como también informó que continúa con reuniones con el IDUV y con algunas empresas porque "hay una situación muy delicada, donde vamos a tener que afrontar una realidad que no pasa sólo por la crisis, sino que ahora le tenemos que agregar la veda invernal".

Lo que busca el sector es que "el impacto que pueda producirse sea lo más leve, hacia el trabajador", para quien remarcó, "lo que nosotros tenemos que lograr es mantener la fuente laboral, es decir, la relación de dependencia y llegado el caso, más próximo a los meses de veda invernal, a partir de junio, ir viendo la posibilidad de que, si hay algún descenso de hora de trabajo, sea lo menos posible".

Mientras tanto dijo que "con el pago de las quincenas está todo tranquilo, si bien es cierto que todas las quincenas venimos ahí sobre el filo del conflicto, podemos decir que últimamente estamos llegando prácticamente a fecha".

En lo que hace a la obra pública que canaliza el IDUV, García evaluó que "tiene que haber alguna reprogramación, para ver de qué manera vamos a afrontar, después de la veda invernal, las futuras obras que vayan saliendo".

Por el momento dijo que "salieron tres licitaciones de 36 viviendas, y algunas licitaciones chicas que van a ir sumándose al plan que se va a ejecutar después de la veda invernal".

Y si bien admitió que está vigente el seguro de desempleo, García enfatizó que "esa sería la última herramienta" ya que la prioridad es mantener la fuente laboral, y más tarde, implantar la veda invernal, con la correspondiente reducción horaria.

Comentá la nota