RIGE FOTO CONTROLES EN ALTE.BROWN

El foto-control es una acción que buscar modificar la conducta de algunos vecinos que de manera desaprensiva y sin respeto al prójimo utilizan los espacios públicos como depósito de basura.
Queremos erradicar definitivamente los micro y macro basurales, la basura en la vereda, en las calles, frente a los domicilios y comercios y en ese sentido estamos controlando para que todos colaboren con el programa de limpieza y cuidado de nuestro distrito", dijo el Secretario de Producción y Desarrollo municipal, Diego Fernández Garrido. El sistema consiste en recorridas diarias por parte de inspectores municipales encargados de supervisar que los vecinos mantengan limpias las veredas y calles donde frecuentemente se arroja basura, ramas, escombros o chatarras. Incluso está dirigida a aquéllos negocios que exponen sus mercaderías y colocan carteles obstaculizando el paso peatonal. Los inspectores visitan comercios y viviendas particulares y una vez que detectan la irregularidad, se toman muestras fotográficas que son enviadas al frentista para notificarle que debe emprolijar el lugar. "El Foto-Control no es una multa sino un llamado de atención a las malas conductas de algunos vecinos que perjudican la higiene urbana arrojando basura indiscriminadamente en sitios no aptos a ese fin. El intendente Giustozzi viene impulsando un fuerte trabajo de mejora en todo el distrito. El es un férreo defensor del medio ambiente, la limpieza y la estética urbana y desde la Secretaría ponemos en marcha distintas acciones para lograr ese objetivo", agregó Fernández Garrido. Un informe dado a conocer por la Secretaría de Producción y Desarrollo municipal reveló que, durante el año pasado, ese sistema produjo un cambio de conducta positivo entre los vecinos logrando reducir notablemente el acumulamiento de basura en sitios no permitidos. Las notificaciones y la información sobre la necesidad de mantener limpio el lugar donde viven fueron bien recibida por la comunidad. Los datos indican que entre abril y diciembre del año pasado, sobre un total de vecinos notificados por alguna irregularidad, alrededor del 40% llamó para avisar que limpió el lugar y el resto regularizó la situación ya que los inspectores, al regresar a los pocos días, pudieron corroborar que cumplieron con el pedido de notificación.

Comentá la nota