Rige desde hoy la conciliación obligatoria

Fue resuelta anoche, por 15 días hábiles. El Suoem debe levantar asambleas y paros. El municipio, presentar una propuesta.
Al cierre de esta edición, el secretario de Trabajo de la Provincia, Omar Sereno, resolvía la conciliación obligatoria en el conflicto entre la administración del intendente Daniel Giacomino y el gremio de los municipales de la ciudad de Córdoba (Suoem). La medida –inédita en los últimos años de conflictos comunales– regirá por 15 días hábiles, en el transcurso de los cuales las partes deberán mantener una negociación en sede laboral.

La medida será notificada a primera hora de hoy a las partes y tendrá dos consecuencias inmediatas: el sindicato deberá interrumpir su cronograma de asambleas y el paro de 38 horas anunciado para mañana y pasado. El Ejecutivo municipal, en tanto, deberá retrotraer la situación al 7 de octubre pasado, cuando las partes iniciaron la discusión en Trabajo. Esto supone la imposibilidad de descontar horas no trabajadas y una vuelta atrás en las 34 cesantías dispuestas ayer.

Además, la disposición de Sereno deja constancia de dos requerimientos de peso: el primero es que se señala a las partes que la conciliación no es un ámbito dilatorio sino un espacio de negociación; la segunda es una recomendación a la Municipalidad de Córdoba para que efectivice la anunciada propuesta de recomposición salarial.

Salida de emergencia. La conciliación había sido solicitada durante la mañana de ayer por el intendente Daniel Giacomino. Por la tarde, cuando se suponía que debían presentarse en Trabajo con una propuesta salarial, las autoridades municipales faltaron a la cita con el Suoem.

La medida dispuesta anoche por Trabajo era casi reclamada desde ambas partes. El secretario general del Suoem, Rubén Daniele, aseguró que el gremio acataría lo que dispusiera Trabajo, y el municipio aguardaba con expectativa la resolución, que llegó como última instancia en un conflicto que dejó a la ciudad extenuada tras cuatro semanas de parálisis administrativa, servicios diezmados y áreas clave especialmente resentidas, como la de Salud.

La conciliación obligatoria regirá desde hoy hasta el martes 9 de noviembre. Se supone que en el transcurso de esta paz obligada, Giacomino y el Suoem deberán acordar una salida a la disputa salarial surgida de la exigencia gremial de un aumento que inicialmente fue del nueve por ciento y ahora se elevó al 13 por ciento. La negativa municipal a conceder la suba se basa en un acta firmada en julio pasado en Trabajo, que indica que el gasto salarial no debe insumir más del 60 por ciento de los ingresos.

En el transcurso del conflicto se agregaron a la agenda dos temas más: los concursos en Salud –que ayer fueron suspendidos– y la cesantía de 34 empleados, que deben ser dejadas de lado hoy mismo por la administración municipal.

Luego de solicitar la conciliación obligatoria, Giacomino partió ayer a Buenos Aires, donde se reunió con el titular de Transporte, Juan Pablo Schiavi, y con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. Nada trascendió de esas reuniones, donde se supone que el intendente solicitó más recursos nacionales para paliar el déficit del transporte urbano, dado que la posibilidad de que el Concejo Deliberante avale una suba tarifaria es casi nula.

Comentá la nota