Por los riesgos hídricos reubican a casi 200 familias e invertirán 40 millones en obras de drenaje

El trabajo conjunto de la SUOPE y SAMEEP permite la reubicación de 167 familias de los barrios Don Bosco y Prosperidad, lo que representaría unas 8000 personas, según informaron desde el Gobierno. Se invierten más de 40 millones de pesos en obras de drenaje, desagües pluviales y delimitación de viviendas.
La obra ejecutada por la Sub Unidad de Obras y Programas Especiales (SUOPE) conjuntamente con la empresa SAMEEP, beneficiará directamente a 167 familias de los barrios Don Bosco y Villa Prosperidad, mientras que las obras estructurales traerán beneficios a 8.000 personas de Resistencia a través de una inversión de 40 millones de pesos.

Esta operatoria incluye obras de drenaje, desagüe pluvial, estación de bombeo y la relocalización de viviendas que están en situación de riesgo hídrico.

Al culminar el acto, el jefe Ejecutivo de la SUOPE, Guillermo Monzón, subrayó que "esta acción está comprendida dentro de un plan de obras que comprende obras de drenaje, desagüe pluvial, estación de bombeo y principalmente trabajando con la comunidad en la relocalización de viviendas que están en situación de riesgo hídrico".

Monzón acotó que "en esta reunión se hizo entrega simbólica de las carpetas como parte del compromiso con la SUOPE y los futuros beneficiarios de las viviendas a construir por un sistema de autoconstrucción y ayuda mutua".

"Las obras se realizarán a través de una inversión de 40 millones de pesos, beneficiando a 167 familias. Además, en 20 días se estará haciendo el llamado a licitación para ejecutar la estación de bombeo de la Laguna de Villa Prosperidad y en 60 días se realizará el conducto de avenida Laprida", manifestó.

Por otra parte, el vocal de SAMEEP, Juan Turbay, destacó que "esta operatoria forma parte de un convenio firmado con el Ministerio de Infraestructura a través de la SUOPE para concretar la ejecución de la relocalización del asentamiento del barrio Don Bosco y Villa Prosperidad, la red de agua potable y las conexiones domiciliarias de manera tal de hacer nuestro pequeño aporte como contraparte provincial al enorme proyecto que se está llevando adelante".

Turbay expresó que "la obra también incluye el sistema de desagüe y de bombeo que por largos años fue necesario para esta barriada y se complementa con la relocalización de los vecinos. Desde ya que mantenemos nuestro compromiso con la sociedad y en función de ello ya comenzamos con el tendido de cañerías en algunos sectores".

UNA LARGA ESPERA

Mercedes Yrigoyen, una de las beneficiarias, dijo que "hace mucho tiempo que venimos esperando esta obra que ya comenzó a realizarse en algunos sectores, somos personas humildes y mediante el SUOPE vamos a ser beneficiarios de una vivienda".

"Este reclamo comenzó hace tres años, y ahora esperamos que se concrete este sueño para brindarles un hogar y una mejor calidad de vida a nuestros hijos", acotó.

Finalmente, Yohana Ruiz Díaz indicó que "lo importante de esta operatoria es que muchas familias tendrán una vivienda digna. Ya realizamos la capacitación, estamos listos para levantar una casa y ahora sólo aguardamos comenzar con las obras".

Comentá la nota