El riesgo de gastar los ahorros

Por: Alcadio Oña

Fondo de Garantía de Sustentabilidad se llama la caja de donde saldrá la plata para financiar el plan hijos anunciado por la Presidenta. Es la "reserva" creada para atender "eventuales insuficiencias" del sistema previsional y "preservar la cuantía de las prestaciones", según dice la propia ANSeS en su página en Internet.

Nada menos que esto se estaría comprometiendo con el sistema imaginado en la Casa Rosada.

Por más justo que sea reparar la situación de los sectores de menores recursos (ver Pobreza infantil: hace tres años que el Gobierno no actualiza los datos).

En palabras de economistas, también se ha cometido un error de manual: "Mezclaron stock con flujo". El stock es el fondo, una reserva de capital para fines específicos. Y el flujo, un gasto corriente y además permanente, que se mantendrá con independencia del stock que haya.

El propio ministro de Economía dice, limpiamente, que el financiamiento del subsidio a los menores de 18 años provendrá de las utilidades de la ANSeS. Si esto no es descapitalizar el sistema previsional, se le parece bastante.

Según el Presupuesto, en 2010 la ANSeS percibiría intereses por $ 8.390,8 millones. Como se ve, no alcanzan para cubrir los 10.000 millones que costará el plan tal como fue presentado.

Una cosa es que el organismo le haya prestado al Gobierno 6.000 millones para pagos de la deuda. Y financie inversiones públicas por 3.450 millones. Finalmente, por esto cobrará intereses que resguardan el capital. Otra muy distinta es que quede comprometido, ya, con gastos por 10.000 millones anuales.

Si el objetivo fue atender a las familias menos protegidas, lo cierto es que se lo hizo sin buscar mejores fuentes de financiamiento. Así se manejan las cosas en el universo K. Todo ahora, de apuro. Y luego, que se haga cargo el que venga.

Comentá la nota